Mujer que violó a dos amiguitos de su hija en fiestas de pijamas cumplirá hasta 102 años en prisión


NEBRASKA-..-Una mujer en Nebraska deberá cumplir entre 64 años y 102 en prisión por haber violado a dos de los amiguitos de su hija durante fiestas de pijamas en su casa.

Christina Greer, de 38 años, fue sentenciada este lunes a no menos de 64 años tras las rejas por haberse aprovechado sexualmente de los compañeros de su hija de 11 años a quienes seducía en su vivienda.

Greer fue declarada culpable en marzo de tres cargos de agresión sexual de un menor por las ataques a dos menores de 12 y 13 años.

 

Además resultó convicta de seis cargos de delito grave de abuso de menores y dos de manipulación de testigos.

Bebidas alcohólicas y “gummy bears” con marihuana a las víctimas

Según el reporte de Omaha World-Herald que hace referencia a los fiscales del condado Sarpy, la pervertida le dio a varios menores que estaban en una fiesta de pijamas en su casa bebidas alcohólicas y dulces tipo “gummy bears” con infusión de marihuana entre el 2017 y 2018.

La criminal le dijo a los niños que no podían decirle a nadie sobre lo que estaba pasando en la casa y les pidió que borraran fotos de sus teléfonos.

Documentos judiciales citados por Oxigen indican que la adulta sedujo a los dos menores para que tuvieran sexo con ella. Investigadores policiales hallaron fotos explícitas de Greer en el teléfono de una de las víctimas.

“Las víctimas han pasado por mucho, para decirlo a la ligera”, indicó el fiscal Phil Kleine de la oficina del condado Sarpy. “Yo espero que, con la sentencia de corte, las víctimas puedan encontrar alguna vía de cierre y que puedan seguir adelante con sus vidas”, planteó Kleine.

La hija de Greer testificó contra ella en una audiencia preliminar del caso; en esos momentos la menor tenía 12 años. La menor relató en el tribunal que acompañó a su progenitora a Walmart a comprar una mezcla de sandía para hacer Margaritas y que su madre preparó las bebidas alcohólicas para ella y sus amigos. La adolescente además confesó que en todos los encuentros ella y sus compañeros terminaban intoxicados.

 

La jovencita ayudó a los detectives a identificar unos siete menores que regularmente pasaban los fines de semana en su casa.

La madre también le había pedido a su hija que mantuviera en secreto lo que ocurría en la sala ya que podría perder la custodia.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior