QUE HERMOSA ERAN LAS SERENATAS



Ya no se dan serenatas
como en los años de ayer
cuando el hombre a la mujer
le cantaba entre las matas.
Con una sonrisa grata,
y el alma algo agitada
la moza se despertaba
y salía hasta el balcón
para entregar su corazón
a quien el suyo le daba.

El joven enamorado
Hasta Dios su gracia eleva
Al pensar que pronto se lleva
la mujer que había anhelado.
El piensa que ha soñado
cuando ve aquella criatura
que lo mira con ternura
sin ningún remordimiento
para aclamar al momento
"tu eres mi gran locura.

Llévame a donde quiera
eres tu mi protector
dice ella con furor
seré tuya por entera.
Asi hablo la doncella,
al que pretendía ser su dueño
y pondré mayor empeño
para ser fiel y leal
muchos hijos te voy a dar
para que realice tu sueño.


Autor Ramon Sánchez.-




Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior