Los criollos evitan el arbitraje y se aseguran más de US$74 millones


Los peloteros dominicanos que podían pelear en las cortes por mejoras salariales en función de su desempeño en 2020 no se complicaron. Pactaron todos los que tenían la opción y ya conocen sus salarios si jugasen la temporada completa de 2021 como está programada a 162 encuentros.

Un grupo de 30 jugadores, 28 de ellos ya con los tres años de servicios que les da derecho y otros dos que entraron por la cuota de Súper Dos, se aseguraron contratos por valor total de US$74,281,000.

Del pelotón, hubo 22 que consiguieron mejores sueldos para el próximo curso respecto a lo que en principio ofrecía el equipo, según la escala desarrollada por el sitio especializado MLBTradeRumors.com. De ellos, hay 21 que verán depósitos de siete dígitos por primera vez.

El salto más grande es el de Juan Soto. Su aterrizaje en esta categoría lo obtuvo por su condición de Súper Dos, ese 22% que no alcanza los tres años pero que ya pasó el reloj de los dos.

Soto tiene dos años y 134 días y verá pasar su salario de poco más de US$570,500 hasta los US$8.5 millones con los Nacionales. Su explosivo desempeño que ya le ha permitido ganar una Serie Mundial y un título de bateo con solo 22 años en solo 313 partidos explican ese incremento de un 1,389%.

El otro Súper Dos fue Seranthony Domínguez, que no lanzó en 2020 debido a que se recupera de una cirugía Tommy John, lo que le permitió alcanzar los dos años y 147 días.

Más incrementos

Otro que verá un sustancial aumento es Rafael Devers, otra de las joyas que prometen sostener la Marca País dominicana en los próximos años. Su estreno en arbitraje hará que los depósitos a sus cuentas alcancen los US$4,575,000. La campaña pasada, recortada a un 37% del calendario, solo devengó US$256,481. El equivalente a un salario de US$692,500.

El lanzador Dinelson Lamet sacó oro de ese 2020 recortado. Llegar a arbitraje le ha disparado su pago hasta los US$4.2 millones para 2021, un con relación a los US$481,481 de la zafra pasada. Gary Sánchez, a pesar de perder la titularidad y su estatus con los Yanquis es incierto, va a recibir un pago de US$6,3 millones.

Teoscar Hernández verá un aumento acorde al bateador que ha sido las últimas dos campañas. Los Blue Jays pagarán US$4,325,000 al jardinero de Monseñor Nouel, uno que jugó en 2020 su quinto zafra por US$222,037.

A Jeimer Candelario le sigue sonriendo la vida y recibirá depósitos de US$2.8 millones con los Tigres. Candelario tocó la liga en 2016, pero hasta el 2020 solo jugó una campaña completa.

El destino de los rechazados

En diciembre, hubo 37 criollos que reunían el tiempo de servicio suficiente para debatir un pago más allá del mínimo. Pero ni José Ureña (Marlins), Hansel Robles (Angels), Hanser Alberto (Orioles), Luis Perdomo (Padres), Danny Santana (Rangers), Maikel Franco (Reales) ni Nomar Mazara (White Sox) recibieron ofertas, lo que los convirtió en agentes libres. Ureña firmó un contrato de un año garantizado con Detroit por US$3.2 millones y Robles pactó con los Mellizos por US$2 MM. En ambos casos es menos dinero de lo que tendrían que pagarle los clubes si ejercían el derecho de arbitraje salarial. El resto sigue a la espera de llegar a un acuerdo para jugar la campaña que se iniciará a finales de marzo.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior