La corrupción y la metáfora: el pulpo y el calamar


SANTO DOMINGO-.La puesta en primer plano de la similitud entre el pulpo y el fenómeno de la corrupción ha calado en el imaginario colectivo, al punto de que la denominación del animal marino ha sustituido en publicaciones y conversaciones el nombre de Alexis Medina Sánchez, hermano del expresidente Danilo Medina, el personaje más sonoro de los sometidos a la justicia por el caso de corrupción más ruidoso de los últimos tiempos y quien ha pasado a ser llamado “el Pulpo”.

Debe celebrar el éxito de la llamada Operación Antipulpo quien en la Procuraduría General de la República nombró la cruzada luego de que se compararan las formas en que se extendió la corrupción con los tentáculos del pulpo en el caso que ha sentado en los banquillos judiciales al ya mencionado Alexis, a su hermana Magaly Medina Sánchez y a otros exfuncionarios y suplidores del Estado.

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española el pulpo es un “molusco marino cefalópodo, dibranquial, octópodo, muy voraz, con cuerpo en forma de saco y y tentáculos provistos de ventosas, y cuya carne es apreciada”.

Semánticamente, al parangonarse el molusco con el caso de corrupción y sus protagonistas, se le transfieren sus habilidades, sobre todo su voracidad y capacidad de adherirse con sus ventosas allí donde hay “carne” o “grasa”, en este caso fondos públicos, y relaciones primarias para aprovecharlos.

En esencia, se ha hecho uso de la metáfora, un recurso estilístico usualmente utilizado en la poesía y la narrativa, en vista de que relaciona en forma directa el término real con el irreal, y que como dice la RAE es la “traslación del sentido recto de una voz a otro figurado, en virtud de una comparación tácita”.

La introducción del calamar como metáfora, en el debate mediático del caso de corrupción, empezó a partir de que trascendiera que unos cuñados del expresidente Danilo Medina también habrían hecho grandes negocios ilícitos con empresas del sector eléctrico estatal, acciones que se investigan en la justicia en la actualidad.

La corrupción y la metáfora: el pulpo y el calamar

Menciones del pulpo y el calamar

Ayer al referirse a su contratación como artista por parte del Plan Social de la Presidencia, el merenguero y senador Héctor Acosta se justificó entrando en el terreno metafórico.

“Todo se lo repartirá a mis músicos y personal de la orquesta. Tengan paz que de este lado no hay pulpo”, argumentó.

De su lado, el experimentado analista político Orlando Gil se refirió a los mentados moluscos al tratar el tema en un artículo publicado recientemente en el Listín Diario que tituló “Entre pulpos y calamares”.

“Lo del pulpo en los expedientes y los tribunales se pone de moda, y tan en boga, que se habla de uno de dos cabezas en el área eléctrica. En una época se hablaba de asociación de malhechores, o de conspiración. Ahora de pulpos, y el nombre resulta apropiado, pues hay delitos que requieren de entramados, y este invertebrado se caracteriza por su inteligencia y diversidad conductual. Además, cuenta con ocho extremidades que usa para respirar, moverse y escurrirse. Claro que se atrapa, y aunque de mar y no vuela, para la cazuela”, expresó Gil.

En cuando a la palabra camalar, el diccionario de la RAE le da el siguiente significado: “Molusco cefalópodo comestible, de cuerpo alargado, con una concha interna en forma de pluma de ave y diez tentáculos provistos de ventosas, dos de ellos más largos que el resto, y que segrega un líquido negro para defenderse de los ataques”.

También el pulpo y el calamar han pasado, en el contexto, al ámbito iconográfico, y arrancan carcajadas y provocan chanzas caricaturistas y hacedores de gifs y videos de carácter satírico.

Definitivamente dos monstruos marinos han entrado por la puerta ancha a la historia de la corrupción y a la mitopolítica nacional, a las que se alude diariamente en conversaciones, publicaciones y programas de radio y televisión, sin que se tenga mucha conciencia de que al nombrarlos también se penetra en el terreno de la expresividad metafórica.

Fuente: Diario Libre

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior