Científicos hondureños advierten que con Iota "se viene algo apocalíptico"



HONDURAS.-Los científicos  Salvador Moncada y Marco Tulio Medina advirtieron, en declaraciones a Efe, que algo "apocalíptico" se viene para su país, con los daños que dejará el huracán Iota, que se desplaza por el Caribe.

"Hay que actuar rápidamente, porque lo que se viene es apocalíptico, porque el país ha quedado con los graves daños que dejó Eta -la semana pasada- y ahora le cae otra tormenta de las mismas proporciones", subrayó Moncada desde Londres, donde reside.

Por esa razón, Moncada considera que "es importante hacer ya una movilización internacional", por parte de las autoridades y la sociedad civil de Honduras, porque hasta ahora "no hay prácticamente nada".

Hay gente que está recogiendo dinero, pero es a nivel individual nada más, en pequeñas organizaciones, pero con lo que se viene se va a necesitar una ayuda masiva", recalcó el reconocido profesional hondureño. Países ricos deben ayudar a los pobres

Agregó que a través de organizaciones de sociedad civil, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y las iglesias, entre otras, se debe "publicitar internacionalmente" lo que le espera a Honduras con la llegada de Iota, fenómeno que la próxima semana, según ha advertido sus autoridades, estará causando graves daños al país, cuyo suelo está altamente saturado por las grandes inundaciones que dejó Eta.

"Ahí habrá daños que van a necesitar de muchos millones de dólares para recuperar todo eso y salvar a la gente de una situación de salud que se va a poner realmente terrible", recalcó Salvador Moncada.

El científico considera que al país le llevará años recuperarse de los nuevos estragos que sufrirá por los últimos fenómenos naturales y que será "una situación de salud y de daño a la población civil muy difícil de resolver si no hay una ayuda internacional masiva".

Efectos del cambio climático

"Esto es un producto claro del cambio climático, ya debe haber en el país un aumento de enfermedades gastrointestinales, broncorrespiratorias, aumento del nivel de desnutrición, infecciones de la piel porque estas son aguas contaminadas", añadió.

Viéndolo "estratégicamente", al final, según Moncada, "el COVID-19 puede ser el problema más pequeño de todos", porque debido a la desprotección total de la población y las enfermedades consecuentes en el país "puede terminar habiendo hasta epidemia de cólera o algo así de terrible" con la llegada de Iota.

Moncada destacó que aunque los países más pobres, como Honduras, "no han contribuido históricamente al cambio climático, son los que están sufriendo el máximo daño por estos eventos catastróficos que están directamente relacionados con el cambio climático".

En ese sentido, expresó que "los países ricos, que han estado creando el cambio climático, deberían de estar listos para ayudarle a los países nuestros que en nada han contribuido a esta situación desastrosa para la humanidad".

Situaciones catastrófica de la salud pública

Marco Tulio Medina, por su parte, indicó que los nuevos daños, con más inundaciones severas que dejará Iota, también incrementará los casos de dengue clásico y grave, otro flagelo que enfrenta Honduras, con más 24.000 enfermos en lo que va de 2020.

Añadió que las inundaciones también causarán otras enfermedades como la leptospirosis, que se contrae por aguas contaminadas con la orina de animales como las ratas.

Además, para seguir agravando la crisis sanitaria que vive el país centroamericano con las inundaciones causadas en menos de tres semanas por dos fenómenos tropicales, se van a disparar los contagios y muertes por COVID-19.

"Ahora hablamos de que habrá una situación catastrófica de la salud pública porque no se están tomando todas las medidas de protección", expresó Medina, exdecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Unah, quien además trabaja en otros programas con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En opinión de Medina, ha sido un error autorizar la salida libre de todas las personas en plena pandemia de COVID-19, luego de las inundaciones causadas por la depresión tropical Eta.

Agregó que en el país está en fase ascendente la pandemia y que con las inundaciones que dejó Eta, con el aislamiento de muchas comunidades, "no hay forma de detectar de una manera apropiada todas las estrategias que se han planteado a nivel internacional por la OMS".

Es muy difícil poder tener un control apropiado, dar seguimiento y rastreo a la COVID-19 cuando hay vías de comunicación que están cortadas, lo que dificulta el traslado de personas graves hacia centros hospitalarios para su atención", afirmó.

Eso se volverá "prácticamente muy difícil, habrá un incremento de la mortalidad, los hospitales van a estar aislados y sobrecargados por otras enfermedades que se van a presentar de forma epidémica, el panorama es realmente muy oscuro y casi apocalíptico, como dice el doctor Moncada", subrayó Medina.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior