Periodista Robert Vargas se salvó de tablita, lo acorralaron para matarlo


Por Augusto Álvarez

Nada parece ser casual, es la única explicación a la cadena de agresiones contra periodistas, en diferentes partes del país.

Desde un asesinato en Bonao, una salvaje golpiza en San Pedro de Macorís, el martes le llegó el turno a Robert Vargas, director del digital Ciudad Oriental.

Demasiada coincidencia para que sea casual. ¿Por qué emprenderla una campaña aterrorizadora contra una prensa, que sólo aboga por la transparencia?

Robert Vargas se salvó de tablita, cuando fue rodeado por una turba de sicarios que, al parecer, cumplían instrucciones de un reconocido invasor, que pretendía sacar de circulación al director de Ciudad Oriental.

Cuando el veterano periodista se vio rodeado de malhechores, en la avenida Ecológica, de Santo Domingo Este, tal vez la circulación de vehículos por el lugar y la paciencia de su presa, que en ningún momento manifestó temor, hizo que los forajidos desistieran y, Robert Vargas volvió nacer, se salvó a pelito.

Robert era perseguido por delincuentes en motocicletas y, al menos dos vehículos, que le cerraron el paso.

La realidad es que el hombre fuerte de Ciudad Oriental, se salió de las patas de los caballos.

La evidencia del acorralamiento fue captado por su propia cámara, que a diferencia de la pistola de Pedro Navaja, el comunicador siempre porta para dar testimonio gráfico de cualquier agresión que pueda  sucederle, y sucedió, aunque se escapó de quienes intentaron silenciarlo.

En cada caso, no hay culpables visibles. ¿Recuerdan el caso del asesinato de Orlando Martínez? El entonces presidente Joaquín Balaguer tuvo que meterse a los cuarteles y sacar a Joaquín Pou Castro y llevarlo a los tribunales.

¿Algún acusado por el “suicidio” del periodista Andrés Núñez, de Bonao, o la golpiza a la comunicadora de San Pedro de Macorís?

El presidente Luis Abinader debe imitar a Balaguer y localizar a los agresores de periodistas.

Por ahora, solo una investigación orientada a establecer la identidad de quienes acorralaron a Robert Vargas, es lo que se espera, y el presidente Abinader, debe ordenar, no sólo localizar los culpables materiales e intelectuales, sino, apresarlos y enviarlos a la justicia.

 Las imágenes están ahí, a la vista de todos…

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior