En el ensanche Isabelita aún sigue la indignación por Liz María; marcharán el domingo


Santo Domingo Este
, RD.-
“El otro día estaba lloviendo, y na´ ma´ dije que si ella estuviera aquí, estuviera dando vueltas en la lluvia y jugando”, decía Penélope Rodríguez, moradora del sector ensanche Isabelita donde residía la pequeña Liz María, la niña de nueve años de edad violada y asesinada por Starlin Santos “El panadero” el pasado 16 de agosto, y cuyo cadáver aún no ha aparecido.

Rodríguez, aún consternada por el hecho, expresaba que se han mantenido buscando el cadáver de la menor y no ha escatimando esfuerzos y siguen buscando pruebas de que Santos no lanzó el cadáver en el mar Caribe, como este le habria dicho a las autoridades.

“Todavía ayer estábamos buscando videos y encontramos uno donde se ve que él todavía andaba en el motor con el saco. Yo no entiendo cómo es que las autoridades no han logrado que él diga la verdad”, agregaba la vecina de Liz, que se encontraba en la residencia de los familiares de la víctima.

De acuerdo con el informe de la Policía Nacional, “El Panadero” lanzó el cadáver en las costas del mar Caribe en los alrededores del kilómetro 14 1/2 de la autopista Las Américas.

El pasado martes, el intendente del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo Este, Rafael Javier Bueno, informó que en horas de la mañana de ese día se llevó a cabo la última búsqueda del cadáver de la niña Liz María Sánchez sin reportar ningún hallazgo.

Javier Bueno explicó que la búsqueda comenzó en las primeras horas de la mañana con dos lanchas que salieron desde la desembocadura del río Ozama hasta los alrededores del kilometro 14 ½ de la autopista Las Américas, lugar donde el confeso violador y asesino Starlin Santos (El panadero) dijo que había arrojado el cuerpo de la menor de nueve años de edad, por lo que el cadáver fue declarado como “no encontrado”.

Esta última búsqueda estaba pautada a realizarse en la tarde del lunes pero las lluvias imposibilitaron que esta se llevara a cabo.

Marcharán el domingo

Aún indignados y sintiendo que las autoridades han ido abandonando el caso “a su suerte”, los moradores del sector se plantean cuál sería su próximo movimiento para llamar la atención de los medios de comunicación y que el caso y la búsqueda no quedé en el olvido.

“Hemos pensando en hacer otra huelga en Las Américas (similar a la del martes 18) pero nosotros no queremos problemas lo que queremos es que el caso se mantenga en pie porque han querido taparlo con el caso de lo del café y ahora con Don Miguelo”, narraba una de las residentes en el sector.

Los moradores llegaron a la conclusión de realizar una marcha el próximo domingo a las dos de la tarde y lo harán de manera pacífica para mantener el caso vigente hasta tanto no aparezca el cadáver de la niña.

Liz Maria fue vista con vida por última vez el pasado domingo 16 de agosto y su cuerpo es buscado por las autoridades desde que el martes 18 de agosto cuando Starlin Santos confesó que la había violado y matado a la infante de nueve años en el ensanche Isabelita, de Santo Domingo Este.

El asesino confeso manifestó que luego de haber cometido el hecho, lanzó el cadáver al mar Caribe específicamente a la altura del kilómetro 14 de la autopista Las Américas.

A El Panadero le fue dictada prisión preventiva por 18 meses como medida coercitiva a ser cumplida en la Nueva Victoria.

De acuerdo con la solicitud de medida de coerción, el hombre estranguló a la niña en su casa ubicada en la parte atrás del número 141 de la calle 10 casi esquina Respaldo 13, del ensanche Isabelita.

Listin Diario

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior