Abinader asume la Presidencia con más de 86 mil casos de COVID-19 y una gran crisis sanitaria



REPÚBLICA DOMINICANA-.Luis Abinader asumió la Presidencia este domingo con el reto de enfrentar la grave crisis sanitaria y económica que vive el país a causa del coronavirus, enfermedad que en cinco meses ha contagiado a 86,309 personas y cobrado la vida de 1,453.

La pandemia llegó a República Dominicana en un momento electoral, lo que evitó que las autoridades salientes que hicieran frente de manera contundente al virus, según el Gobierno.

El propio Danilo Medina, quien este 16 de agosto finalizó su mandato constitucional como presidente de la República, admitió en abril que, “por un asunto de prudencia y delicadeza” esperaron que pasaran las elecciones municipales del 15 de marzo “para empezar a tomar las medidas drásticas” que evitaran la propagación del virus.

Sin embargo, el proceso electoral no significó que el gobierno se quedara de brazos cruzados. A mediados de marzo, el presidente Danilo Medina conformó la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus, que presidió el ahora exministro Administrativo de la Presidencia, Gustavo Montalvo.Entre las primeras medidas adoptadas por las autoridades para frenar los contagios, figura la declaratoria de Estado de Emergencia, el 20 de marzo, que permitió al Poder Ejecutivo restringir la circulación de las personas mediante toque de queda, y además cerrar las fronteras por aire, mar y tierra. También, se dispuso el uso obligatorio de mascarillas.

Por dos meses en el país se produjo un cierre casi total de las operaciones comerciales y laborales a nivel nacional, tiempo en que la economía dominicana sintió los efectos adversos de la pandemia que golpeaba al mundo.

Pese a las restricciones, los casos continuaban en aumento. Sin embargo, se hacía necesaria la reactivación de las actividades productivas. En tal sentido, el Gobierno dispuso, a partir del 20 de mayo, una reapertura gradual de la economía.

La reactivación de las actividades comerciales trajo consigo un aumento sustancial de los contagios. Del 20 de mayo al 20 de junio, el Ministerio de Salud Pública notificó 11,591 nuevos positivos, un 86 % más que los casos reportados del 1 de marzo, fecha en la que las autoridades informaron sobre el primer paciente con coronavirus en el país, hasta el inicio de la desescalada. Durante esos dos meses y 19 días que comprendió ese primer periodo, se contagiaron 13,477 personas.

Además de las elecciones municipales y la reapertura económica, en el país se celebraron las elecciones presidenciales el 5 de julio, lo que provocó otro rebrote en los contagios, debido a las actividades proselitistas que se realizaron. A eso se sumó la irresponsabilidad de una parte de la población que desobedecía y desobedece las recomendaciones de las autoridades que incluye el distanciamiento social y el uso de mascarillas.

Los días subsiguientes, el sistema sanitario colapsó provocando que tanto el personal médico, como áreas destinadas para atender a pacientes con COVID-19, en especial las unidades de Cuidados Intensivos, no dieran abasto para la cantidad de infectados que se reportaban diariamente, siendo el Gran Santo Domingo y la provincia Santiago las demarcaciones más afectadas.

Pese a que en las últimas semanas la situación hospitalaria empezó a mejorar, porque fueron habilitadas más camas en los principales centros sanitarios públicos y privados, preocupa el aumento de los decesos. En los primeros 12 días de agosto 223 personas fallecieron, de acuerdo a las estadísticas ofrecidas en los informes del Ministerio de Salud Pública.

El acumulado de casos hasta este 16 de agosto, cuando asumen las nuevas autoridades gubernamentales, es de 86,309 casos y 1,453 decesos. Los casos activos suman 31,951, mientras que se reportan 52,905 recuperados, cifra que se ha mantenido en aumento la última semana. Además, se han descartado 235,747 casos sospechosos.

La tasa de positividad se sitúa en 31.94 % y la de letalidad en 1.68 %.

En cinco meses y medio de que el virus se registrara en el país, a nivel nacional se han procesado 322,056 pruebas PCR.

Sin embargo, el 14 de julio pasado el ministro de Salud Pública saliente, Rafael Sánchez Cárdenas, dijo que en el país a esa fecha se debieron haber realizado 500 mil pruebas. El funcionario dijo que el “requisito” era haber hecho pruebas al 5 % de la población.

Aunque el coronavirus se ha propagado por todo el territorio dominicano, cinco demarcaciones presentan la mayoría de los casos, siendo el Distrito Nacional la demarcación más afectada, acumulando 24,510 casos, seguida por Santo Domingo (18,904), Santiago (9,060), San Cristóbal (3,334) y La Altagracia (3,075).

Mientras que la mayoría de los decesos se registran en Santo Domingo (350), Distrito Nacional (267), Santiago (189), Duarte (98) y Puerto Plata (82).

Medidas de nuevo Gobierno para enfrentar el COVID-19

En su primer discurso, el presidente Luis Abinader se comprometió a aumentar hasta los 66.000 millones de pesos el presupuesto de Salud durante los primeros cuatro meses de su Gobierno para atender la situación provocada por el coronavirus, que mantiene el país en estado de emergencia.

A la vez, anunció que se pondrá en marcha un plan nacional de detección, aislamiento, rastreo y tratamiento de contagiados “a una escala sin precedentes” en la historia del país, “con el compromiso de garantizar el acceso a la vacuna contra el virus a toda la población dominicana tan pronto como esté disponible”.

La situación ha afectado considerablemente la economía local, la de mayor expansión en la región hasta la llegada de la enfermedad.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior