Ocho órganos esenciales que el coronavirus puede dañar de manera irremediable

Conforme sabemos más sobre el COVID-19, sus secuelas e implicaciones, la comunidad médica advierte que en algunos casos no se trata sólo de un padecimiento respiratorio, sino de una enfermedad multisistémica que afecta diferentes partes del cuerpo, muchas de ellas indispensables.
El equipo del Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, en Nueva York, ciudad que se convirtió en el epicentro de la enfermedad en EEUU durante la primavera pasada, dedujo que este coronavirus puede dañar órganos esenciales de manera irremediable.
Para llegar a esta conclusión, los expertos analizaron datos de sus propios pacientes y recopilaron información de otros equipos médicos del mundo. Al visibilizar que el COVID-19 ataca prácticamente todos los sistemas principales del cuerpo humano, publicaron sus hallazgos en la revista Nature Medicine.
Estos son algunos de los órganos que el coronavirus puede afectar, y en ciertos casos, con consecuencias fatales:
Los pulmones. Desde los primeros casos se supo que el SARS-CoV-2 puede causar una neumonía atípica que afecta principalmente los pulmones, donde puede causar coágulos y lesiones permanentes que desencadenan fibrosis.
Los riñones. A causa de la infección, estos órganos indispensables pueden perder la sangre y las proteínas que necesitan para funcionar.
El hígado y el páncreas. Ambos son fundamentales para la producción de insulina, sustancia que regula los niveles de glucosa en la sangre. El daño que causa al sistema endocrino puede empeorar la situación de pacientes con diabetes previa.
El sistema gastrointestinal. El COVID-19 puede manifestarse con diarreas y vómitos al atacar el tracto intestinal.
El corazón. Al afectar la coagulación y la oxigenación de la sangre, el virus hace que el corazón pierda su ritmo saludable.
El cerebro y el sistema nervioso. Puede provocar inflamación cerebral o la pérdida de mielina, la sustancia que protege las células nerviosas. Como consecuencia se presentan dolores de cabeza, confusión, mareos, comportamientos erráticos y alucinaciones.
El sistema inmunológico. El COVID-19 es capaz de activar una respuesta del sistema inmune de tal magnitud, que puede desencadenar la llamada “tormenta de citoquinas”, que causa una inflamación general y puede tener consecuencias fatales.
La piel. La forma en que afecta la coagulación de la sangre puede causar erupciones en la piel e inflamación y amoratamiento que se han observado, principalmente, en los dedos de los pies.
Los investigadores explican que muchos de estos órganos están cubiertos con células que contienen receptores ACE2; estos receptores son los que el coronavirus toma y usa con gran eficiencia para infectar a las células del cuerpo.
“Los médicos deben pensar en COVID-19 como una enfermedad multisistémica. Hay muchas noticias sobre la coagulación, pero también es importante comprender que una proporción sustancial de estos pacientes sufren daño renal, cardíaco y cerebral, y los médicos deben tratar esas afecciones junto con la enfermedad respiratoria”, señaló el doctor Aakriti Gupta, uno de los autores de la investigación, en un comunicado.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior