EL MANILO Y EL QUIQUIRIKI


POR RAMÓN SANCHEZ-


Cuando cumplí los 13 años ya le había criado dos gallos a Rafael Polanco mejor conocido como "Tuto".
Rafael Tuto era pequeño de estatura pero con una gran habilidad para la crianza de gallos de pelea y una destreza inigualable para amansar mulos.
En esas lides su dominio se extendía desde Sabaneta de Yasica su pueblo natal hasta  Moca y Magante, también era conocido en Blanco Arriba parte de los pueblos circundantes de Puerto Plata y sus entornos, era raro en la casa que no hubiera uno de sus gallos.

Rafael decía a viva voz que nadie le tapaba la boca cuando se trataba de una apuesta, y según cuentan los viejos de entonces, en el 1962 cuando Juan Bosch fue el candidato del PRD y Viriato Fiallo por la Unión Cívica, nuestro hombre apostó las única tres vacas que tenia junto a un puñao de dinero a que Bosch era el vencedor, y así resultó.
Recuerdo el día que me regalo aquel pollito, es de la raza kiki dijo, cuando me lo entregó, estos pajaritos son bravos como abeja de piedra agregó, con el tiempo aquella pequeña avecilla se convirtió en un gallo aunque de tamaño inferior a los normal.
Pero el control de las gallinas lo ejercía un gran manilo amarillo, este enorme ejemplar esperaba que las gallinas se tiraran del palo donde dormían para hacerla suya, el kikiriqui no se atrevía a acercarse, como no sabia que hacer se arrancaba las plumas de las patas, pero no era de miedo, creo que era de impotencia.

Pero una mañana mi gallito no soportó mas humillaciones del manilo, lo vi enfrentarlo  con gallardía, de manera desafiante como si este no fuera un rival mas poderoso que él. El manilo aceptó el desafió, pero al ver que el kikiriqui no le cedía espacio este decidió emprender la huida, pero el gallito lo persiguió hasta alejarlo de las gallinas a las que momentos atrás había pisado. Cuando pasaron por el frente de la casa, mi padre que estaba sentado en la galería grito !Vengan a ver, el manilo se juyo.


Lo correcto es mandilo, pero si en aquella época en nuestros campos lo escuchaban hablando con tanta finura, hasta de poeta lo calificaban.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior