Mueren cinco iban en carro que se estrelló contra dos negocios

LA VEGA, República Dominicana.-La ciudad de San Francisco de Macorís recibió ayer con gran tristeza y dolor la noticia de la trágica muerte de cinco jóvenes durante un accidente de tránsito ocurrido en la madrugada del domingo en la carretera principal del distrito municipal de Ranchito, La Vega.
Las víctimas del aparatoso accidente fueron Miguel Ángel de la Cruz y Luis de Jesús Almonó, ambos de 17 años; y Nabil Peña de la Rosa Cabreja, Kamil Rodríguez Hernández y Emil Suárez Ledesma, todos de 16 años. Los occisos eran todos estudiantes del colegio La Altagracia, regenteado por monjas católicas y donde sus cuerpos fueron velados luego de permanecer por varias horas en la funeraria Las Mercedes.
Los jóvenes viajaban en el carro Toyota Corolla negro, placa A-611141, cuando al parecer el que guiaba el vehículo perdió el control y chocó contra una caseta y una banca de lotería. De acuerdo con el informe policial, todos fallecieron en el lugar del accidente. 
Al velatorio asistieron profesores, familiares, vecinos y compañeros de estudio de las víctimas.
Aunque no se estableció quién manejaba el vehículo, se informó que el grupo participó en la fiesta de cumpleaños de un amigo en común y que luego salieron a visitar negocios de diversión, incluso estuvieron cerca del Distrito Nacional y luego se devolvieron con destino a La Vega.
De los fallecidos, Luis de Jesús Almonó era hijo del exjuez Sulpicio Almonó; mientras que Kamil Rodríguez Hernández era hijo de la periodista Denny Hernández.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior