Luis Pineda, el expelotero dominicano de Grandes Ligas que ahora lava carros

SAN CRISTOBAL-.Así lo constató el “Chico Sandy” a través de un capítulo de su programa en YouTube.
Hoy día, Pinera lava autos en las calles de San Cristobal, en República Dominicana, para poder subsistir.
Problemas familiares y traiciones sumado a su adicción a la droga le han complicado la vida, según reconoció en la entrevista para “Personajes con el Chico Sandy”.
“Yo arranqué con la pelota (béisbol) por la necesidad que teníamos en la familia. Vivía en la orilla del río y no había ninguna jugada que hacer para poder seguir adelante….Por la necesidad tuve que jugar pelota para poder salir…”, recordó Pineda.
Relató que la situación de violencia doméstica que presenciaba en su hogar también lo motivó a optar por el deporte y “tomar las riendas de la familia”.
Pineda manifestó que el hecho que mucha gente le haya “pagado con maldad”, lo decepcionó y lo afectó emocionalmente.“La gente te quiere por lo que tú tienes y nada más le gusta pegarse de ti cuando tú tienes. Cuando tú no tienes, se van para otro lado”
El dominicano dijo que su carrera en el deporte inició cuando era apenas un adolescennte, en los 90.
Con los años, fue contratado por los Texas Rangers.
“Yo recogía los bates en ese equipo, yo era un relleno de ellos como se dice, por si acaso. Pero, a través de mi trabajo…yo me fui introduciendo a ese grupo en el 1997 a que me dieranun chance y me firmó Omar Minaya”, detalló.
Pero, a través de mi trabajo…yo me fui introduciendo a ese grupo en el 1997 a que me dieran un chance y me firmó Omar Minaya”, detalló.
“Por la bondad mía y que yo no sabía que la gente era traicionera así como son, me pasaron muchas cosas”, dijo sobre las personas.
Pero un momento, se sintió abandonado por muchos, incluyendo parientes y miembros de la MLB (Ligas Mayores de Béisbol)
“Yo me desencanté y me aterrizacé un poco”, dijo sobre su salida de las Grandes Ligas.La muerte de su abuelo y el suicidio de su hermano también lo impactaron emocionalmente.
Dijo, con los ojos llorosos, que la partida de su fraterno luego un lío de faldas le “quitó pilas donde tenía enfoque para yo ser una súper estrella”.
Fue entonces cuando se refugió en la marihuana.“ Mi refugio fue que yo no quería fracasar por ningún payaso…y me pude refugiar dentro del tabaco de marihuana que yo lo fumaba. Me acordaba cosa; pero, luego de ahí, desenfoque, ‘I don’t give a fuck’”, dijo el exjugador quien, sin embargo, actualmente no se considera vicioso ya que no fuma como antes.
“Antes yo estaba al borde de la locura”, describió sobre su situación.
El expelotero llegó a ganar, aproximadamente $340,000 dólares cada seis meses tras su firma con el referido equipo en el 1997.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior