Estos son los efectos negativos de la tecnología en tu salud

Hoy en día la tecnología afecta cada faceta de nuestras vidas, desde la forma que trabajamos y nos entretenemos hasta la manera que socializamos pero, ¿qué este estilo de vida tecnológico puede afectar nuestra salud? Con la ayuda del psiquiatra Rafael Johnson y el neurocirujano Ulises Acosta hemos recopilado una lista de efectos negativos que puede tener el uso exagerado de la tecnología.

Trastornos y comportamientos

La tecnología se apodera de todos los espacios y áreas de la vida diaria, pero muchas personas no saben aprovecharla y no le dan el uso adecuado para lo que ha sido creado estos adelantos. Es menester de los profesionales de la salud mental observar este fenómeno y proponer estrategias de abordaje para el uso desadaptativo que la sociedad le ha dado a la tecnología, no está lejos que estos sean los motivos de consulta en las clínicas de salud mental y por ello sea indispensable determinar cuáles son las manifestaciones y los criterios para poder establecer una psicoterapia adecuada y si es necesario una terapia de tipo farmacológico y trabajar con cada uno de los sujetos para disminuir y erradicar esta situación. Por lo que a continuación se detallan algunos criterios.

Uno de los patrones comportamentales más desadaptativo y que probablemente requiera ser manejado institucionalmente sea la nomofobia.

La nomofobia es el desorden psicológico muy común en nuestros días, y consiste en la dependencia desmedida al teléfono móvil; llamado de esta forma por sus siglas en inglés “no-mobile-phonephobia” o traducido al español “nomofobia”. Las motivaciones para hacerse con un Iphone, o cualquier otro Smartphone, que permite reproducir y almacenar música e integrar teléfono, cámara de fotos y acceso a Internet en un único dispositivo de diseño exclusivo, y permiten tener cuenta en las redes sociales virtuales (Twitter, Facebook, Instagram, etc), que permiten localizar a personas, chatear, mandar mensajes tanto privados como públicos, crear eventos y colgar fotos y vídeos, son múltiples: ser visibles ante los demás, reafirmar la identidad ante el grupo, estar conectados a los amigos. Actualmente el anonimato produce terror, del mismo modo que asusta la soledad. Las redes sociales se convirtieron en la armadura que aleja el fantasma de la exclusión: se vuelcan las emociones, con la protección que ofrece la pantalla, y se comparte el tiempo libre. Uno puede creerse popular porque tiene listas de amigos en las redes sociales.

Un estudio llevado a cabo en Reino Unido en 2011, el cual tuvo una muestra de 2163 personas, reveló que casi el 53% de los usuarios de teléfonos móviles en el Reino Unido tienden a sentir ansiedad cuando “pierden su teléfono móvil, se les agota la batería o el crédito, o no tienen cobertura de la red.” De acuerdo con el estudio, alrededor del 58% de los hombres y el 48% de las mujeres sufre de la fobia, y un 9% adicional se siente estresado cuando sus móviles están apagados. Un estudio realizado en la Universidad de Bella Rusia, concluyó que la mayoría de sus estudiantes, sufre de adicción al celular; pero sólo un 10,4% tienen síntomas de nomofobia. Según estudios en España en el año 2010 más del 53% de los usuarios de teléfonos móviles sufren ansiedad, inestabilidad y dificultad para concentrarse cuando no tienen consigo el celular, siendo los portadores de Smartphone los más afectados. . Quedan bastantes preguntas siendo estas las razones para poder desarrollar una revisión bibliográfica o actualización sobre el tema en particular debido al aspecto silencioso con el que va aumentando su magnitud.

Los síntomas de este trastorno son sensación de ansiedad, alteración del estado del ánimo, pensamientos obsesivos, alteración del ciclo vigilia-sueño, intranquilidad, aislamiento, múltiples síntomas físicos (mialgias de variable migración corporal, dolor de estómago, cefalea, taquicardia, dolor torácico etc.). Según los expertos, el nomofóbico suele ser una persona insegura y de baja autoestima. Las femeninas son quienes más la padecen, dado que su estructura cerebral les procura una mayor necesidad comunicativa y necesidad afectiva que a los masculinos. En cuanto a la edad, la nomofobia suele darse en mayor medida en adolescentes y adultez joven.



Consecuencias del uso inadecuado de la tecnología

1. Desarrollo de la enfermedad de la adicción. Recientemente se acepta como adicción a cualquier actividad que el individuo no sea capaz de controlar, que lo lleve a conductas compulsivas-repetitivas que le perjudique su calidad de vida o su nivel previo de funcionamiento global . (Biopsicosocial-espiritual)

2. Modificaciones del patrón comportamental y desarrollo de patrones comportamentales desadaptativos, como son:

Negación o Autoengaño: Como mecanismo de defensa y como maniobras psicológicas diseñadas para reducir consciencia de que el uso es la causa de los problemas. De esta manera se reduce la ansiedad y además se protege el sistema adictivo, estableciéndose un equilibrio enfermo, del cual el adicto se resiste a salir.

La Memoria Eufórica. Proceso de memoria selectiva mediante el cual, aflora un recuerdo de la euforia asociada con episodios de uso en el pasado. No acordándose del sufrimiento. Es un factor importante en las recaídas y en facilitar el autoengaño.

Minimización: Restarle importancia o significado o magnitud a los eventos relacionados con las consecuencias de lo vivido. Incrementa la ausencia de conciencia de la enfermedad.

Racionalización: Asignar una razón lógica a algo que no la tiene. Justificación: Justificar el uso en virtud de algo que ocurrió en el pasado o por la forma en que lo tratan o por cualquier otra condición existente en la vida del adicto a la tecnología.

Proyección: Ver en los demás los problemas que el adicto está pasando en su propia realidad, de modo que puede culpabilizar a otros de su problema.

Futurización: Salirse de la realidad presente y vivir en el futuro como una manera de no ponerse en contacto con su realidad presente.

Distorsiones del Pensamiento: Son generadas por las creencias adictivas. La función de estas distorsiones es producir sufrimiento de modo que se justifique el uso de los dispositivos de tecnología para “aliviar” ese dolor de manera enferma. Sumadas a la negación y el autoengaño, estas distorsiones tienden a facilitar el proceso adictivo y despegan al adicto de la realidad de su enfermedad.

El nomofóbico está siempre al tanto del teléfono. Lo mira, analiza nuevos correos, llamadas o mensajes varias veces por hora, y los estudios demuestran que pueden hacerlo hasta una vez por minuto, en una conducta que se describe como compulsiva. Si no tienen mensajes o comunicaciones, suelen recorrer en el móvil sus archivos, sus elementos en memoria, dejando de lado la realidad en la que están inmersos (por ejemplo: una reunión de trabajo, una charla, un evento deportivo o cualquiera sea) en pro de sumergirse en este artefacto.

La tecnificación de nuestra vida social y además el consumismo que se presenta en nuestros días, ha ido incrementándose, al parecer se van presentando nuevas enfermedades a las que debemos clasificarlas de manera más adecuadas y no esperar que el ser humano se vaya deteriorando más de lo que ya está.
Fuente: Rafael Johnson, psiquiatra.

El aspecto físico

De acuerdo con Ulises Acosta, neurocirujano, desde el punto de vista de neurológico y de cirugía de columna hay puntos que señalar:

• Las pantallas con mucha luz en algunos pacientes pueden desencadenar crisis de migraña o epilepsia.

• El sedentarismo y, por ende, el sobrepeso, trae consecuencias en el desgaste de los discos intervertebrales y dolor en la columna vertebral.

• Resequedad ocular por largas horas frente a un monitor.

• Síndrome del Túnel carpiano, ocasionado por el continuo uso de teclado y mouse del ordenador apoyando la muñeca en el escritorio, este se manifiesta como dolor u hormigueo en las manos.

• Tendinitis en el dedo pulgar por el continuo uso de los teléfonos celulares.

• Alteraciones en el patrón de sueño.

• Sordera o hipoacusia debido al continuo uso de audífonos a volúmenes altos.

• Dolor en el cuello, la flexión continua del cuello provoca que se altere la curva natural de la columna, y que los músculos del cuello tengan que trabajar más para sostener el peso de la cabeza lo que se traduce en dolor y mayor desgaste de los discos y articulaciones.

• Dolor bajo de espalda por largas horas de posición sentada muchas veces en posturas inadecuadas.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior