Encuentran un avión de la Segunda Guerra Mundial en la selva. Todos quedaron mudos cuando vieron lo que escondía.

Turistas en la República de Palau, una isla de la Micronesia en el Océano Pacífico, hallaron los restos de un avión japonés derribado durante la Segunda Guerra Mundial que sorprende por su buen estado de conservación y el contraste con la belleza paradisíaca del lugar.
El hidroavión Aichi E13A, conocido en Occidente como "Jake", cayó en un río en Nikko Bay, a unos 23 kilómetros de la capital Ngerulmud. La aeronave de reconocimiento quedó dada vuelta, con las alas intactas, y completamente visible por el agua cristalina del lugar.
Los restos del avión fuero hallados por turistas que visitaban la isla
Los restos del avión fuero hallados por turistas que visitaban la isla
La imagen apareció en la red social Imgur y sorprendió de inmediato a los visitantes que acuden a las 340 islas paradisíacas del archipiélago de Palau, un destino especial para el buceo.
Paul Beaver, historiador de la aviación y piloto de hidroaviones, confirmó al Daily Mail que se trata del Aichi E13A "Jake" y que ha perdido sus flotadores.
Antigua colonia alemana, Palau fue anexada por Japón luego de la Gran Guerra y los estadounidenses la capturaron en 1944 tras la Batalla de Peleliu durante la Segunda guerra Mundial.
De esta manera la zona vio intensos combates aeronavales y de infantería, pero se desconoce cómo y cuándo este "Jake" de la Marina Imperial Japonesa, por entonces una moderna aeronave utilizada para enlaces, bombardeos y ataques kamikaze, fue derribado.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior