Una madre con el corazón roto por desaparición de su hijo hace 7 años


Volume 90%
 
Este Día de las Madres doña Juana Lora no tiene motivos para celebrar. Desde hace siete años ha vivido en una agonía al no saber del mayor de sus tres hijos, un fotógrafo que salió desde su casa a brindar un servicio y hasta la fecha no lo han vuelto a ver.
Juan Alfredo Díaz Lora tenía 21 años de edad cuando desapareció, y a pesar de las manifestaciones que han hecho sus familiares para que las autoridades investiguen, poco caso les han hecho, según dice la señora mientras relata a Diario Libre el calvario que lleva a cuestas desde el 28 de julio del 2012, cuando su hijo desapareció.
Latigazo al corazón
“A veces yo no quiero ni recordar, porque cada vez que uno recuerda es un latigazo que se le da al corazón. Las personas que no han pasado ese proceso no saben lo que se siente. Un muerto no es igual que un desaparecido. A mí se me murió mi mamá y yo sé lo que duele, a mí se me murió mi papá y yo sé lo que duele, pero que se desaparezca un hijo así... eso es distinto”, comenta.
Sus ojos se llenan de lágrimas cuando habla, al no encontrar respuestas a todas las preguntas que tiene en su cabeza.
“Yo me pongo a pensar, señores, y si estará vivo por ahí... ¿me lo están maltratando o le dan de comer? ¿Me lo tendrán encadenado o me lo tendrán encerrado? ¿Y si pasó lo peor? ¿De qué forma pasó? ¿Cómo fue? ¿Dónde lo tiraron?”, se cuestiona a sí misma.
Pistas y sospechosos
Juana Lora está convencida que el caso de su hijo no se ha resuelto por falta de interés de las autoridades. Dice que hay conversaciones que están en poder de las autoridades, donde su hijo recibió amenazas por un asunto de celos, y supuestamente no se hicieron las diligencias para hacer las investigaciones.
Relata que en los días previos a la desaparición, una mujer y un hombre se aparecieron al estudio fotográfico donde trabajaba su hijo, y le ofrecieron llevárselo de resort, pero el joven se negó. También fue durante esa semana cuando fue contratado por una desconocida para realizar el servicio fotográfico que terminó con su desaparición.
La mujer que contrató a Juan Alfredo salió del país con destino a Europa el mismo sábado 28. Y días después llegó al país procedente de España el hombre que había estado amenazando de muerte al joven. El hombre sólo identificado como “Enmanuel”, supuestamente decía que iba a mandar a matar a Juan Alberto porque este hablaba con su novia.
Falta de diligencias
Supuestamente, uno de los sospechosos, un dominicano radicado en España, vino al país cuando desapareció Juan Alfredo, pero fue apresado un tiempo después de su regreso a España por la Interpol. Alegadamente esa organización solicitó a las autoridades dominicanas enviar el expediente contra el apresado para someterlo judicialmente, pero según comenta la señora Juana Lora, las autoridades dominicanas no enviaron la documentación y el apresado tuvo que ser liberado. Juana Lora dijo que a su hijo lo llamaron varias veces desde centros comerciales y no se hicieron mapeos.
“A mí se me murió mi mamá y mi papá, yo sé lo que duele, pero que se desaparezca un hijo así... eso es distinto”
Juana Lora Madre del desaparecido

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior