TITULARES:

viernes, 17 de mayo de 2019

Rechazo total en Nueva York a propuesta migratoria de Trump

ESTADOS UNIDOS-.Han pasado solo unas horas desde que el presidente Donald Trump anunció en Washington su plan migratorio, que daría un vuelco a la manera como se otorgan las tarjetas de residente, beneficiando mayormente a inmigrantes altamente calificados y dejando en la cola a aquellos que no posean estudios o talentos excepcionales, y en Nueva York el rechazo a la propuesta ha sido total. El plan federal además pretende disminuir las “green card” por lazos familiares y razones humanitarias.
Tras enterarse de las intenciones del mandatario, Armando Sánchez calificó la propuesta del gobierno federal como un ataque más a la comunidad inmigrante.
Son pedradas de Trump que no van al caso. Es otra bofetada, porque él siempre está amenazándonos y ahora está con más de sus cosas. Creo que hay que ser parejos porque con estudios o sin estudios todos valemos lo mismo y no puede venir a medir el valor de la gente ni el aporte a la sociedad solo por los títulos de alguien”, aseguró el mexicano, quien lleva 27 años en Nueva York.
“Para mí esto es una nueva muestra de que Trump no sabe qué es ser humano, no se pone en los zapatos de uno porque no tiene sentimientos y solo se la ha pasado atacando y atacando a nuestra gente y siendo hipócrita, porque ha tenido inmigrantes sin papeles trabajando en sus campos de golf y no podemos dejar que se salga con las suyas”, agregó el cocinero, quien admite no tener estudios profesionales. “Para mí esto es una ofensa, es un plan de odio venir a decir que entonces los que no estudiamos valemos menos. Por eso hay que echarle ganas y unirnos para rechazar sus propuestas”.
La hondureña Angelina Rivera, quien viven en Nueva York hace dos años y tiene una licenciatura en sicología, también criticó el plan de Trump, al que definió como discriminatorio y una muestra de desespero del Presidente, de cara a sus planes de reelección.
“Yo soy profesional, pero ese plan no es justo con quienes no tienen estudios. Es como decirle a la gente que si no estudia no vale, pero creo que todo esto tiene interés políticos, porque un político que quiere seguir en el poder busca armas para poderlo lograr y es lo que Trump está haciendo. Lo veo desesperado, tratando de complacer a los sectores anti-inmigrantes”, dijo la centroamericana, quien también rechazó los cambios de acceso a la residencia por lazos familiares propuestos.
“Decir que si en algún momento yo quisiera pedir a mi padre o a mi madre tendrían que esperarse más porque no tienen estudios profesionales, no solo es injusto sino es ponerse por encima de las leyes”, dijo la inmigrante, miembro de la organización Make the Road. “Creo que la propuesta no solo no es seria sino que es una clara muestra para ganar territorio y dañar a la comunidad inmigrante”.
La administración del gobernador Andrew Cuomo se sumó al rechazo a la propuesta, que calificó de dañina, y manifestó que el Estado seguirá protegiendo a los inmigrantes amenazados bajo el Gobierno federal.
“Esta llamada propuesta no tiene ningún carácter desde el principio. No hace nada para reparar el sistema de inmigración roto y, de hecho, solo empeora las cosas”, dijo Caitlin Girouard, vocera de Cuomo. “En Nueva York, le damos la bienvenida a los nuevos estadounidenses con los brazos abiertos y continuaremos haciendo todo lo posible para luchar contra la agenda antiinmigrante de esta administración”.
Asimismo , Bitta Mostofi, comisionada de la Oficia de Asuntos de Inmigración manifestó la oposición de de la Administración De Blasio al plan migratorio de Trump, que entre otras cosas, deja por fuera a los miles de beneficiarios de DACA.
“Una vez más, el Presidente ha abandonado los valores que hacen de la ciudad de Nueva York la mejor ciudad del mundo para un nuevo ‘ plan’ para separar a las familias”, dijo la funcionaria. “Debe dejar de posicionarse y, en cambio, trabajar con el Congreso para arreglar nuestro quebrado sistema de inmigración, proporcionar un camino a la ciudadanía para los soñadores e inmigrantes indocumentados, y abordar la crisis humanitaria en la frontera sur”.
El contralor de Nueva York, Scott M. Stringer fue más allá y calificó de racista la propuesta del gobierno federal, al tiempo que destacó el aporte de la comunidad inmigrante al desarrollo de la ciudad y el país.
“El plan del presidente no es más que un sueño de fiebre racista, y es otro recordatorio de la ignorancia y los prejuicios que prevalecen en esta administración. Aquí están los hechos. Los inmigrantes son dueños de pequeños negocios, se preocupan por nuestros hijos y se suman al rico tapiz cultural de nuestra ciudad”, dijo Stringer. “Nuestra ciudad no podría funcionar sin inmigrantes, y nuestra diversidad siempre ha sido nuestra fortaleza. Es por eso que con orgullo damos la bienvenida a personas de todo el mundo, defendemos a las comunidades inmigrantes y nunca nos rendiremos ante Donald Trump y su banda de intolerantes y acosadores”.
Steven Choi, director de la New York Immigration Coalition, se mostró ofendido con la propuesta de Trump, y destacó que es evidente que su intención es resonar con sus ideas racistas y de odio en sus comunidades de apoyo.
“La reciente propuesta de inmigración del gobierno de Trump es una estrategia política barata diseñada para jugar en su base y codificar aún más su agenda racista antiinmigrante”, manifestó el activista. “Un plan que obliga a las familias a separarse y las mantiene separadas, al tiempo que limita las oportunidades de acceso al asilo y no ofrece un camino para la ciudadanía para los cientos de miles de soñadores en este país, no es un plan en lo absoluto”.
Javier Valdés, codirector ejecutivo de la organización Make the Road New York, manifestó que la iniciativa planteada por el mandatario federal no es más que más de lo mismo, y no le ve ninguna posibilidad de prosperar.
“Este no es un plan remotamente serio, es solo su intento de reciclar ideas ofensivas que tanto el Congreso como el público han rechazado una y otra vez. Las ideas que regurgita, representan un ataque continuo a las comunidades de inmigrantes”, dijo Valdés. “Continuaremos condenando cualquier propuesta que no centre la humanidad de los inmigrantes y buscaremos responsabilizar a las agencias ilegales que separan y violan nuestros derechos. Este plan debería estar muerto desde su inicio”.
El presidente del Concejo Municipal, Corey Johnson, aseguró que el plan de inmigración de Trump es otro ejemplo de cuán ajeno está ante los problemas reales que enfrenta el averiado sistema de inmigración.
“Un plan serio habría incluido un camino hacia la ciudadanía para los DREAMers, y habría incluido ayuda para los beneficiarios de TPS. Un plan real habría reconocido que arrestar y deportar indiscriminadamente a nuestros vecinos no es un sistema humano. Un plan real hubiera hecho que la humanidad volviera a ingresar a nuestro sistema de inmigración, sin haberse alejado de las familias que se reunían”, dijo el jefe del organismo legislativo de la Ciudad. “En cambio, Trump crea un plan para dar puntos a aquellos con títulos avanzados, diciendo que ‘discriminamos a los genios’. Esto no debe tomarse en serio. Sabemos que esta administración no está interesada en una reforma migratoria real. Es la administración que ha instituido la prohibición de viajar, una que bloquea a los refugiados y solicitantes de asilo que escapan de la violencia, la pobreza y la persecución, y una que pone a los niños en jaulas”.

Share this:

Publicar un comentario

Saludos a todos

 
Copyright © 2014 Elperiodiquito Oriental.com . Designed by OddThemes