No es simplemente un agregador de noticias

Cuando una prótesis mamaria se convierte en una pesadilla

PARÍS.- La venezolana Berta Gómez se implantó prótesis mamarias PIP en 2008, pero los dolores le alertaron de que algo no iba bien: los médicos vieron que el gel de sus implantes se había extendido hasta sus pulmones.

Ahora vive en Francia, lejos de un país donde miles de compatriotas viven el mismo problema.Más de 400.000 mujeres en todo el mundo se implantaron las prótesis PIP. Pero las consecuencias de esos implantes defectuosos -por los que su creador fue condenado a cárcel en 2013- se sienten especialmente en Venezuela, donde el costo y la accesibilidad a los tratamientos es complejo debido a la crisis que cruza el país.
Se estima que una de cada ocho usuarias (unas 50.000) son venezolanas y las afectadas tienen dificultades para tratar allí sus consecuencias.
Gómez, de 40 años, se implantó las prótesis PIP por razones estéticas y seis años más tarde, comenzó a sufrir diversos problemas de salud, especialmente dolores en los senos.
Entró a quirófano para retirarlos, pero al caer bajo los efectos de la anestesia sus problemas respiratorios -que impidieron realizar la cirugía- alertaron a los médicos de que el gel de sus implantes se había regado por el organismo, llenando así sus pulmones.
Laberintitis, problemas de respiración y piel hipersensible son algunas de las enfermedades que le diagnosticaron a Gómez y que “se pueden tratar pero nunca se curarán”, según le indicaron los especialistas.
La venezolana acudió durante tres años a psiquiatras para “tratar de lidiar con el cambio que le provocaron las consecuencias de las prótesis”, que, por ejemplo, ya no le permitieron usar vestidos, debido a los graves problemas de piel que padece, o conducir, debido a la laberintitis.
A través de las redes sociales, Gómez conoció que en Francia se estaba llevando una demanda contra los fabricantes de las prótesis y decidió enviar su historia a uno de los abogados que llevaba el caso.
“Todas las enfermedades que estamos padeciendo las portadoras son crónicas y estamos sometidas a tratamientos médicos de por vida. Son muy costosos y necesitan un seguimiento regular”, declaró a Efe.


Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior