Planificaron un viaje para hacer obra de caridad, pero terminaron en una tragedia

AZUA-BANI.-Era una familia unida de testigos de Jehová. Pasaron toda la semana planificando un viaje al municipio de Galván, en la provincia Bahoruco (Suroeste del país), para colaborar en la construcción de un Salón del Reino. Sin embargo, sus planes no llegaron a concretarse, murieron en el camino, víctimas de un accidente de tránsito.
Como lo habían planeado, el padre, la madre y sus dos hijos (un varón y una mujer) partieron hacia Galván cuando caía la tarde del pasado viernes, después de que todos terminaron sus labores cotidianas. En el viaje además los acompañaba el novio de la joven, quien también murió en el accidente.
Los esposos Pedro Alejandro Abreu y Nancy Josefina Felipe, ambos de 47 años; así como sus hijos Nicole Alexandra (21 años) y Luis Alejandro Abreu (17), salieron en el vehículo familiar junto con Junior Almánzar (22), quien era pareja de la joven Alexandra.
Empacaron ropa para quedarse en Galván todo el fin de semana, donde además de participar en la obra de caridad, predicarían “las buenas nuevas del reino” y retornarían a la ciudad el lunes, que es día feriado.
Partieron desde el barrio Bayona, en Santo Domingo Oeste, donde residían. En su trayecto hicieron una parada en la ciudad de Baní, provincia Peravia, para saludar a los padres del novio de la joven Alexandra y alrededor de las 8:00 de la noche, reanudaron su viaje con destino a Galván, dijo a Diario Libre un pariente de las víctimas.
Cuando se movilizaban por la carretera Sánchez, en el tramo de “La Bajada del Número de Azua”, supuestamente un vehículo que venía a alta velocidad impactó por detrás al automóvil en el que desplazaba la familia, y estos chocaron con un vehículo de carga que bajaba de manera lenta el tramo, explicó Raúl Abreu, hermano de una de las víctimas.
El vehículo de la familia quedó destrozado casi en su totalidad. Los parientes piden una investigación para que se haga justicia y sean procesados los que provocaron la tragedia.

Los fallecidos fueron descritos como una familia unida y querida.

Los fallecidos fueron descritos como una familia unida y querida. ( )












Ayer un gran número de personas lloraba frente a los ataúdes de los cuatro miembros de la familia Abreu Felipe, que eran velados uno junto del otro en un local comunitario del barrio de Bayona.
Encima de cada caja había fotos de la familia junta y sonriente. También había una foto de graduación de la joven de 21 años, quien fue descrita como una “muchacha aplicada en sus estudios y en la congregación a la que pertenecía”.
Durante el velatorio de los cuatro cuerpos en Bayona, se pudo ver a varios niños entristecidos, quienes tocaban el ataúd de la que en vida fue “La Tía Nancy”, su profesora y dueña en el colegio al cual asisten.
Los cuatro cuerpos fueron sepultados en el cementerio de Hato Nuevo, en Santo Domingo Oeste, mientras que el novio de la joven Alexandra fue velado y sepultado en Baní.

$!El Colegio Tía Nancy, muy conocido en Bayona, era propiedad de la familia fallecida.

El Colegio Tía Nancy, muy conocido en Bayona, era propiedad de la familia fallecida. ( 

Niños asistieron al funeral a decir adiós a “La Tía Nancy”.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior