País mal administrado

Por Ramón Colombo.-Cuando uno emprende con alegre libertad cualquier ruta finsemanaria, y ve  la soberana verticalidad de nuestras cordilleras, y la alegre fiesta tintineante de nuestros arroyos, y la elegante parsimonia de nuestros ríos cardinales, y el verde cien por ciento que se pierde en cualquier distancia, y la transparencia del aire portador de alas, y las nubes que desde el Este nos traen el generoso regalo del agua, y el laborioso afán de los hombres y mujeres más simples que buscan cada parto labrantío…   Cuando uno goza este enorme privilegio que nos ha tocado inevitablemente piensa: “¡Carajo, qué país tan rico y tan mal administrado!”

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior