No es simplemente un agregador de noticias

Las Caribeñas eliminan a Cristo Rey y avanzan a disputar la final contra Mirador

SANTO DOMINGO. La historia para Cristo Rey en 2019 terminó con un 3-0 (25-21/25-18/26-24) propinado por las Caribeñas, que de paso también le barrió la serie semifinal (2-0) y de esa manera avanzan a disputar el campeonato contra Mirador.
Fue un partido mágico para las Caribeñas, que también le ganaron la final en el 2018 a Cristo Rey por lo que van en busca de retener la corona contra el conjunto que fue último ese año y de paso descalificado para la postemporada.
La semifinal estaba pactada a un 3-2.
El Palacio Nacional de Voleibol vivió otra noche espectacular dentro de este torneo de la Liga de Voleibol Superior, que es el nuevo formato del torneo de voleibol distrital.
A Caribeñas le funcionó prácticamente todas las herramientas del juego, en especial el bloqueo, pero también el saque, la defensa de piso y la recepción, incluso en el set en que se tambalearon.
La muralla establecida por Caribeñas fue insuperable para Cristo Rey, que cuando quiso reaccionar en el tercer set, su intentona fue sofocada por las campeonas.
Annerys Valdez, Cándida Arias y Lisvel Eve Mejía quedaron controlaron sobre la red el ataque de Cristo Rey
Eve Mejía y Erasma Moreno lideraron con 18 puntos cada uno, el ataque del equipo caribe; Annerys 8, Arias 7 y Vielka Peralta 6. Por Cristo Rey Madeline Guillén marcó 17, Gina Mambrú 9, Estefhany Rabit 5 y Marifranchy Rodríguez 4.
“Esperaba que la serie fuera una barrida”, dijo el entrenador de Caribeñas, Cristian Cruz, pero quedó algo extrañado que el partido terminara 3-0. “Yo salí a ganar”, dijo, sin importar la cantidad de set.
En la tercera manga, su equipo ganaba 16-12 y en lo que las campeonas de la semifinal se sentían ya campeonas de esta fase o ansiosas porque terminara, Cristo Rey vino de la nada y además de empatarle el partido con un rally, también tomó el liderato 17-16.
Un movimiento atinado realizado por Cruz en el que sacó a Lisvel, con problemas en ese set mal momento para la recepción, e introdujo a Vielka, eso le permitió elevar la recepción y fue así como las vigentes campeonas se recuperaron de ese mal momento para llevarse la victoria y disputar la final que comienza el próximo domingo a las 4:00 p.m., pactada a un 5-3.
“Nosotras sabíamos que iba a ser un partido muy reñido contra Cristo Rey, un equipo que lucha cada pelota aunque vaya debajo en la anotación”, expresó Valdez.
Fue entonces cuando se hizo necesario acudir a la “concentración” que fue “clave en el bloqueo y en el ataque” para este triunfo consideró la central, pero además también “el ánimo a las jugadoras que fallaban y enfocarnos en el objetivo que era sacar el partido”.
En su caso, reconoció que no estuvo consistente en el saque, pero conocedora de esa situación “me concentré en aportar con el bloqueo”.
La historia de este torneo ahora se reduce a dos conjuntos que lucharán por el título. “Todos los equipos vienen con el mismo objetivo que es el de llevarse la corona y nosotros también”, señala. “Será una serie muy buena. Vamos a entrar a hacer nuestro trabajo y que sea lo que Dios quiera.













Vielka en recuperación
El aporte de Peralta fue altamente valorado por el dirigente del equipo.
La jugadora opuesta, que se recupera de una lesión de su rodilla izquierda participa en su segundo partido después de estar ausente los últimos encuentros de la ronda regular de su equipo.
Su regreso fue determinante por su aporte en la defensa trasera, además de marcar cuando se hizo necesario.
“Me siento súper bien, físicamente”, dijo Peralta. “Mi equipo me necesitaba y lo daré todo”, dijo. “Hubo unos cuantos errores, creo que estuvimos un poquito ansiosas”, dijo sobre el tercer set.
Camil Domínguez
Los errores fueron mínimos en los dos primeros sets y cuando el equilibrio se perdió en el tercer período, otra vez retornaron al carril.
“Estoy muy feliz”, dijo la capitana y armadora del equipo, Camil Domínguez. “Estamos llegando a lo que es el ritmo caribeño. Estamos casi-casi en el punto”.
Gina Mambrú y Wilson Sánchez
Para la capitana de Cristo Rey el factor juventud fue un elemento en contra. “Luchamos hasta el final, se nos fue la concentración”, expresó la opuesta.
Dado los errores del equipo durante los tres sets, Mambrú no consideró que el encuentro sea “un partido para el olvido”, por el contrario “es una experiencia más”.
El dirigente de Cristo Rey, Wilson Sánchez entró consciente de que el partido “era muy difícil” al observar que las Caribeñas tienen varias jugadoras “bases de la selección nacional” de mayores, pero aún así “estoy conforme con el trabajo de mi equipo; decirle a Cristian que suerte en la final y que se dé un bonito torneo”.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior