No es simplemente un agregador de noticias

Francia prohibirá las protestas en los Campos Elíseos en caso de presencia de ultras

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El gobierno francés anunció este lunes una serie de medidas como respuesta a las protestas violentas de los chalecos amarillos, que el sábado 16 de marzo provocaron importantes destrozos en los Campos Elíseos, la avenida más turística de la capital francesa, cuyos comercios fueron saqueados y quemados por los elementos más violentos del movimiento. Entre las medidas destacan la destitución del jefe de la policía de París y la posible prohibición de manifestaciones en los Campos Elíseos y otros lugares señalados en Francia si se prevén altercados por la presencia de ultras.
El primer ministro francés, Édouard Philippe reconoció que “la estrategia de mantenimiento del orden no fue ejecutada correctamente” el sábado. Y anunció la destitución del prefecto de la policía de París, Michel Delpuech, quien será sustituido el miércoles en el puesto por Didier Lallement, que hasta ahora ocupaba el puesto de prefecto de Nueva Aquitania.
Las nuevas escenas de violencia en París en el décimo octavo sábado de protestas pusieron en entredicho la estrategia del Gobierno ante los chalecos amarillos y la capacidad de la policía francesa para mantener el orden. Las imágenes de violencia en las calles de París mancharon la imagen de Francia en el exterior y alimentaron las críticas de la oposición.
“Vamos a reforzar la firmeza de nuestra doctrina de mantenimiento del orden, pero vamos en primer lugar a continuar protegiendo el derecho a manifestarse”, explicó Philippe, acompañado de los ministros de Interior, Christophe Castaner, y Justicia, Nicole Belloubet, durante una declaración a la prensa.
El primer ministro explicó que, al igual que ocurría hasta ahora, en las manifestaciones declaradas y pacíficas, las fuerzan del orden seguirán acompañando a los manifestantes, en coordinación con los servicios del orden de los organizadores de las protestas.
En cambio, Philippe anunció un nuevo cambio de estrategia ante las derivas violentas de algunos chalecos amarillos y elementos ultras que se han infiltrado en el movimiento y que aprovechan las manifestaciones para realizar destrozos y saquear tiendas.
“A partir del próximo sábado, y cada vez que sea necesario” se prohibirán las manifestaciones en los Campos Elíseos y otros lugares de otras ciudades más afectadas por la violencia si se tiene conocimiento de la “presencia de elementos ultras y su voluntad de romper” cosas. Además de los Campos Elíseos, la prohibición de manifestarse podría extenderse a la plaza Pey-Berland en Burdeos y la plaza del Capitolio en Toulouse, si fuera necesario.
La policía francesa tendrá a partir de ahora más autonomía sobre el terreno y contarán con más medios para sus intervenciones, explicó Philippe, ante las criticas de que la policía hizo el sábado poco para frenar a los violentos.
El Gobierno francés, que admitió este domingo “disfunciones” en el despliegue policial, también anunció que el montante de la multa por participar en un manifestación prohibida aumentará y pasará de 38 a 135 euros, según la prensa francesa.
Philippe aseguró que que no confunde “a los violentos con la mayor parte de los ‘chalecos amarillos'”, pero recordó que quienes acudieron el pasado sábado a los Campos Elíseos “no eran manifestantes, sino alborotadores” cuyo único objetivo era “saquear, robar, incendiar…”.
Los chalecos amarillos – un movimiento social sin líderes ni estructura, organizado a través de las redes sociales – comenzaron a mediados de noviembre a protestar contra el alza de los carburantes y han puesto en jaque al Gobierno de Emmanuel Macron con sus protestas todos los fines de semana desde entonces.
Muchas de las protestas en las que participan los chalecos amarillos no han sido declaradas ante las autoridades o dicen que van a hacer un recorrido y acaban haciendo otro, por lo que la policía se ve a menudo desbordada.
En muchas ocasiones se producen escenas de gran violencia, como ocurrió este sábado en París, en el que radicales quemaron el restaurante de lujo Fouquet’s, un banco y kioscos de prensa, además de romper escaparates y saquear tiendas en los Campos Elíseos.
El gran debate nacional, lanzado por Macron a mediados de enero para responder a la crisis de los chalecos amarillos y que terminó el pasado 15 de marzo, ha sido un éxito de participación, pero no ha servido para llevar la calma a las calles de las principales ciudades francesas. El Gobierno espera lograrlo ahora con este cambio de estrategia.
Fuente: El Mundo

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior