No es simplemente un agregador de noticias

Experto en ciberseguridad alerta sobre nuevas formas de fraude digital

SANTO DOMINGO.-En los últimos años, a pesar de los grandes esfuerzos de las instituciones bancarias y los gobiernos, los crackers y delincuentes comunes encuentran la forma de burlar la seguridad y de estar un paso más adelante de las autoridades. En el 2018 un reporte de la firma de seguridad McAfee estableció que el costo global de los crímenes electrónicos habría sido de más de 600 mil millones de dólares, un incremento de 155 mil millones respecto al 2014. En Estados Unidos, sólo en el 2017, 1,4 mil millones dólares les fueron robados a más de 300,000 personas según el reporte oficial del Buró de Investigación Federal (FBI por sus siglas en inglés).
Peor aún, es que, según el reporte global del Grupo Herjavec, también de seguridad cibernética, para el 2021 la cifra será de 6 trillones de dólares.
José Medina, ingeniero en sistemas y experto en materia de ciberseguridad visitó Diario Libre para dar la voz de alerta sobre nuevas formas de fraude a través de los distintos medios digitales que ya se realizan en República Dominicana. 
Él explica que ya las formas viejas de fraude, aunque persisten, no son las más efectivas o remunerables. De hecho, el experto dice que ahora es mucho más fácil para los jóvenes ganar por lo menos 5,000 dólares semanales comprando y vendiendo mercancía con tarjetas de crédito y cuentas de Paypal robadas.
“Ahora es muy fácil entrar al “Deepweb” y comprar 10 o 20 tarjetas de créditos con Bitcoins que sirven para pedir mercancía y venderlas en el país”, explica Medina.
Aunque los Estados Unidos bloquean las compras hechas con tarjetas de crédito desde el extranjero para evitar los fraudes, los jóvenes han encontrado la forma de burlar los sistemas disfrazando su dirección de IP (Internet Protocol). Pero además, tienen otra táctica que se llama “reshipping” que funciona de la siguiente manera: localizan o consiguen un contacto en el Estado del cual es la tarjeta robada para hacer los pedidos y enviárselos a esa persona que lo recibe y después lo envía . “Esto lo pueden hacer con un amigo, quizás hasta dando una comisión y esa persona cercana a la dirección que aparece en la tarjeta de crédito recibe el paquete y lo reenvía”, dice José.
Esta forma de delito genera pérdidas cuantiosas tanto a tiendas de ropas como de accesorios electrónicos. Pero además, crea una competencia desleal que afecta a los negocios que importan estas mercancías legalmente.
Mercancía comprada con tarjetas robadas.
Mercancía comprada con tarjetas robadas. ( )












“Muchos de los jóvenes ya no trabajan porque con estos métodos consiguen dinero fácil y rápido. Es un llamado de atención para las autoridades, no sólo por el aspecto económico, sino básicamente, por el futuro de los mismos jóvenes”, expresa Medina.
Pero la compra de cuentas y tarjetas no es la única forma de fraude que utilizan. Existen también centros de llamada o “calls center” dedicados única y exclusivamente al “spoofing”, que no es más que una nueva forma de estafa a través de mensajes de texto y llamadas telefónicas imitando a empresas de tradición o muy conocidas en el país para entonces robar información privilegiada.
“El mensaje te llega con los mismos números de tu compañía de teléfono, pero te dice por ejemplo que te ganaste un aparato y para reclamar el premio marques el 1. Si tu en ese momento llamas directamente al número de la compañía no pasa nada, pero si continúas los pasos que te envía en el mensaje de texto, es decir, le das al 1, entonces la llamada cae directamente al centro de llamadas de los ladrones y ahí validan todos tus datos para hacer la suplantación de identidad o sacarte cualquier otra información”, explica Medina.
La llamada finaliza generalmente con la promesa de que te enviarán el aparato a tu casa. Pero la intención real fue extraer información con la que puedan acceder a tus cuentas personales o engañar a algún familiar o amigo. “En el país hay más de cien puestos como estos con jóvenes que no pasan de los 25 años”, dice el experto.
Cómo evitar caer en la trampa
José Medina recomienda que no compren aparatos electrónicos o accesorios a individuos o tiendas que no están registradas. Y afirma que es fácil darse cuenta debido a que en las redes sociales, algunos crean perfiles en los que venden zapatos, ropa, relojes, celulares y laptops de tiendas autorizadas a precios mucho más bajos. Pero advierte que para evitar la suplantación de identidad, al ser contactado ya sea vía e-mail, por teléfono u mensaje de texto, que inmediatamente llame a la compañía correspondiente y sobre todo, que reporte cualquier actividad sospechosa.
“La única forma de frenar esto es concientizar, porque lamentablemente la información está a ley de un click. Es concientizar a la población de estos tipos de fraude. Y si recibes una llamada de este tipo y un mensaje de texto pidiéndote validar o llamar, no lo hagas. No confíes tus datos vía teléfono, texto o e-mail. Si usted quiere hacer algo, mejor vaya físicamente”, concluye Medina

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior