TITULARES:

martes, 19 de febrero de 2019

Propietarios de bares afirman que ley sobre hookah tumba principal fuente de ingresos

SANTO DOMINGO.- La promulgación de la ley que prohíbe el uso de las pipas de agua (hookah) en lugares públicos y privados, lleva preocupación a dueños de bares y discoteca porque se cierra su principal fuente de ingresos y ya iniciaron el despido de empleados.
Aquiles Correa, propietario de ABB Correa y Carlos Fernández, quien regentea las discotecas La Kuora, VIP, Flow Gallery y Aqua indicaron que con el alquiler de hookah se compensaba el dinero que se pierde por el no cobro de entrada en presentaciones artísticas.
Fernández explicó que en sus cuatros centros de bebidas tenía 80 empleados (20 por cada discoteca) solo para suplir este servicio al 80% de sus clientes, los cuales despidió en la mañana de este martes, cuando conoció de la promulgación de la ley.
Y es que las pipas de agua constituyen un negocio redondo que deja el 100% de beneficios, muy parecido al refrán de la gallina de los huevos de oro.
Explicó que el aparato de la hookah cuesta dos mil pesos y el carbón y el tabaco que se usa le sale a 10 pesos. Pero el que el alquila este instrumento en una discoteca debe pagar mil pesos por su uso en una noche y comprar el kit (tabaco y carbón) a 300 pesos y su duración es de aproximadamente media hora.
Esto implica que el consumidor de hookah gasta no menos de mil 500 pesos.
Esto implica que en un solo día prácticamente se saca el precio de la inversión total y de ahí en adelante todo es ganancia.Fernández explicó que un buen día de asistencia de público, percibía entre 120 mil y hasta 150 mil pesos solo por alquiler de hookah.
“Imagínate….ahora tendré que botar a todos los hookeros que tengo porque es lo único que saben hacer y ahora tendrán que ir a la calle a josear otras cosas”, afirmó Fernández.
Para Correa la ley que prohíbe el uso de hookah no tiene mucho sentido debido a que no prohíbe ni la venta del aparato, ni los insumos (carbón y tabaco)
Dijo que de 17 empleados que tiene su negocio, tres solo suplían este servicio y ya tuvo que rescindir de dos de ellos.
Estima que el trasfondo de la normativa es buscar establecer un impuesto, al que no se opondría.
“La hookah es lo que sostiene los negocios últimamente, entonces ahora tendremos que buscar otra fórmula para poder compensar las pérdidas que afrontaremos”, sostuvo.
Explicó que el alquiler de hookah deja más dinero que el consumo de alcohol.
Correa informó que en su negocio, ve con frecuencia a clientes consumir un trago de whisky por 300 pesos y pasarse la jornada completa con una hookah por mil 700 pesos.

Share this:

Publicar un comentario

Saludos a todos

 
Copyright © 2014 Elperiodiquito Oriental.com . Designed by OddThemes