TITULARES:

jueves, 10 de enero de 2019

Control de guaguas asesinado testificó en el caso de Arsenio Quevedo

SANTO DOMINGO-.La Policía Nacional persigue a un hombre que ultimó a otro por herida de arma blanca en el sector de Villa Francisca, Distrito Nacional, por alegadas viejas rencillas personales.
Un informe preliminar explica que Edwin Alberto Colón Gómez (a) El Tabarrón, de 38 años, falleció cuando recibía atenciones médicas en el hospital Doctor Darío Contreras.Colón Gómez falleció a causa de dos heridas penetrantes en el pecho que le causó Geuri David Sena (a) Friquiti El Rubio, quien huyó con rumbo desconocido, luego de cometer el hecho.
El incidente se produjo alrededor de las 5:00 de la tarde en la calle Juana Saltitopa esquina París, en el sector de Villa Francisca, en una parada del transporte público donde el fallecido trabajaba como control.
La madre de Colón Gómez dijo a la Policía que Sena (prófugo) fue a su vivienda en la calle Juana Saltitopa, en el barrio Mejoramiento Social, en evidente estado de embriaguez, buscando a su hijo alegando que éste le había dado una bofetada.
Manifestó que poco después se enteró que Sena le había dado muerte a su hijo donde éste se hallaba.
El cadáver de Colón Gómez fue trasladado al Instituto Nacional de Patología Forense para fines de autopsia, mientras la Policía Nacional activa la búsqueda del homicida para ponerlo bajo control del Ministerio Público.
Según el expediente que se presentó en contra de Quevedo y De los Santos Solís, el testigo Colón Gómez reconoció, mediante fotografía, a Danilo Octavio Reynoso, uno de los dos condenados a 30 años por los asesinatos de los chóferes Overnys Guerrero, Ángel Javier y Mateo Nieves de Jesús.
Reyoso y Amauris Cabreras fueron los dos únicos condenados por las muertes de los tres choferes.
Edwin Alberto Colón Gómez falleció ayer a causa de dos heridas penetrantes en el pecho que le causó Geuri David Sena (a) Friquiti El Rubio, quien huyó con rumbo desconocido, luego de cometer el hecho, informó la Policía.
El incidente se produjo en la calle Juana Saltitopa esquina París, en el sector de Villa Francisca, en una parada del transporte público donde el fallecido trabajaba como control desde hace un tiempo, según sus familiares.
Dos de los chóferes asesinados, Overnys Guerrero, de 33 años, y Ángel Javier, de 46, cayeron abatidos justamente en la calle Juana Saltitopa, pero con esquina Ana Valverde.
Se recuerda que el proceso judicial contra Quevedo y Erikson de los Santos Solís comenzó a finales del año 2015 con el arresto de los imputados y en cuyo proceso se llevaron a cabo 39 audiencias.
“Qué casualidad que el 20 de noviembre del año pasado a mi hijo en esa misma esquina le tiraron una yipeta encima y duró un año inválido y qué casualidad que en esa misma esquina a él le den esa estocada y le quiten la vida”.
Aurora Gómez, madre de Edwin Alberto Colón
El Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, integrado por las juezas Gisselle Soto, Clara Castillo y Leticia Martínez, atribuyeron su decisión de descargo a que el Ministerio Público no demostró los elementos suficientes para que se emitiera una condena contra Quevedo y De los Santos Solís.
Quevedo es el presidente de la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin) y exsubdirector de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA).
.

Share this:

Publicar un comentario

Saludos a todos

 
Copyright © 2014 Elperiodiquito Oriental.com . Designed by OddThemes