Viaja bajo tierra a ver el año nuevo taíno en El Pomier

Desde las 10:30 de la mañana del 21 de diciembre. Domingo Abreu prepara cuatro arneses en la entrada de una impresionante caverna aislada de los turistas. Las nubes que pasan intermitentes funcionan como un interruptor que enciende y apaga la luz; nos recuerda que 365 días antes las nubes nos hicieron una mala jugada.
A las 11:45 de la mañana Abreu, un experimentado espeleólogo y arqueólogo dominicano, asegura las cuerdas que nos ayudarán a bajar en rapel por un inclinado muro de más de 20 metros de altura. Su experiencia nos hace sentir seguros de la aventura. Abreu es investigador y encargado de Espeleología del Viceministerio de Áreas Protegidas y Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.
Luego de un intento frustrado en 2017, volvimos a acompañarle a documentar lo que pudiera ser uno de los fenómenos antropológicos más extraordinarios de esta isla: el año nuevo taíno que coincide con el solsticio de invierno.

Share on Google Plus

About El Periodiqui

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior