Mujer se puso piercings en el pecho y su cuerpo los absorbió

REDACCIÓN DIGITAL.- Aunque las modas son pasajeras, los piercings se han mantenido vigentes con el paso del tiempo… Estos consisten en una perforación en alguna parte del cuerpo donde se introduce una joya.
Aunque es una incisión pequeña, si no se realiza correctamente y con la higiene necesaria, puede traer graves consecuencias.
Esto lo sabe bien Taila Millar, una joven de 20 años que fue trasladada de urgencia al hospital después de que dos perforaciones se le infectaran.
De acuerdo con información revelada por el medio Metro, la mujer decidió aprovechar una promoción para perforarse el cuello, entre el pecho y los pezones.
Sin embargo, nadie le avisó de los peligros que esto podría conllevar.  A pesar de limpiar los piercingsregularmente, las heridas se infectaron.
Tristemente, ahora podría perderse la oportunidad de amamantar en un futuro pues los aretes se perdieron en su cuerpo, lo cual podría provocar envenenamiento de la sangre.
“Nadie me dijo ninguno de los riesgos. Yo sólo sabía que mi cuerpo los estaba rechazando”, dijo la joven.
Los pequeños cortes comenzaron a  sangrar abundantemente y tuvo que acudir a un cirujano plástico para que la atendiera.
“El hospital dijo que la infección era muy grave. Fue asqueroso y muy doloroso”.
Aunque la mujer pidió una explicación, el local no se hizo responsable del problema.
“De los cientos de personas que fueron perforadas en nuestras tres tiendas ese día, Miller es la única que dice tener un problema”, argumentó la tienda.
Fuente: Start Magazine

Share on Google Plus

About El Periodiqui

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior