Ortega asalta otro medio crítico contra el régimen en Nicaragua

El Gobierno acusa al director de ‘100% Noticias’, Miguel Mora, de incitar al odio y delitos relacionados con el “terrorismo”



NICARAGUA-.El presidente nicaragüense Daniel Ortega asestó el viernes por la noche un nuevo golpe al periodismo independiente. La policía del país centroamericano asaltó y ocupó las instalaciones del canal de televisión 100% Noticias, en Managua, y apresaron a su director, Miguel Mora, a la esposa de este, la también periodista Verónica Chávez, y a la jefa de información del medio, Lucía Pineda Ubau. Chávez fue liberada la madrugada del sábado, hora local, pero Mora fue trasladado a los juzgados de la capital, donde horas después recibió una acusación formal de delitos relacionados con el “terrorismo” y de “incitación al odio”. Reporteros de 100% Noticias relataron cómo los agentes ingresaron con violencia en las instalaciones del medio. Minutos antes, la transmisión había sido cancelada por Telcor, el ente regulador de las telecomunicaciones, también controlado por Ortega.
El mandatario ha castigado reiteradamente a televisoras y radioemisoras críticas con su Gobierno, retirando permisos de transmisión y beneficiando a sus propios hijos con licencias para controlar canales en abierto. La familia presidencial es propietaria al menos de cinco canales de televisión. Esos medios y los de titularidad pública, como Canal 6, funcionan como caja de resonancia del discurso oficial, dirigido por la vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo. Telcor no ha dado explicaciones por la cancelación del permiso de transmisión.
El ataque al canal es el segundo que se da en Nicaragua a un medio de comunicación tras la ocupación de la redacción del diario Confidencial hace dos semanas. Este medio, dirigido por el periodista Carlos Fernando Chamorro, hijo de la ex presidenta Violeta Chamorro, es una de las voces más críticas contra el régimen que encabezan Ortega y Murillo. La sede de Confidencial sigue ocupada por oficiales y su redacción mantiene viva la publicación desde un hotel. Los programas Esta Semana y Esta Noche –que también dirige Chamorro– se graban desde el estudio del Canal 12, que lo ha cedido para ese fin.
“Urgente, quieren entrar”
En el último audio difundido antes de su captura, la periodista Pineda Ubau narró el asalto a la redacción que dirigía. “Quieren entrar a 100% Noticias, hay presencia de antimotines en el sector. ¡Hay paramilitares en el segundo piso! Estamos reportando. Pedimos a la población, urgente, urgente…”, denunció, jadeante, antes de que se cortara la comunicación. Desde entonces se desconoce el paradero de la reportera.

Verónica Chávez dijo el sábado, tras ser liberada, que los oficiales “llegaron como ladrones” al canal, fuertemente armados y que ordenaron a todo el personal que se “tirara al suelo”. “No había una orden, simplemente llegaron y capturaron”, explicó la periodista y esposa del director en una improvisada conferencia de prensa. “Esto no es nada nuevo. Esto [la captura] ya estaba planificado. Fue cuestión de segundos. Cortaron la señal para que no se dieran cuenta”, agregó.
El sábado por la mañana las autoridades hicieron públicas las primeras imágenes de Mora. Con las manos esposadas y traje azul de recluso, el director de 100% noticias fue acusado de “fomentar e incitar el odio y la violencia” y de “provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas en perjuicio de la sociedad nicaragüense y del Estado”, se lee en el libelo acusatorio, en el que además se ordena el allanamiento de su casa y la congelación de sus cuentas bancarias.
El canal 100% Noticias es uno de los medios más críticos contra el Gobierno de Ortega en Nicaragua. Desde el 18 de abril, cuando comenzaron las manifestaciones contra el sandinista, el medio de comunicación mantuvo una programación de 24 horas continuas informando sobre las protestas y la respuesta violenta del Gobierno. Mora, a través de sus programas de televisión, leía editoriales fuertes contra el régimen, al que tildaba de “dictadura”.
Varios de sus reporteros y cámaras fueron agredidos en la cobertura de las manifestaciones. Una de ellas, Leticia Gaitán, denunció en junio que “un grupo de paramilitares” la golpearon y robaron su equipo periodístico cuando intentaban dar cobertura al asalto a la ciudad de Masaya, el bastión de la resistencia contra Ortega. Ese brutal ataque a cargo de policías y grupos paraestatales en el marco de la llamada Operación Limpieza dejó decenas de muertos según denuncias de organizaciones de derechos humanos. Mora también había denunciado el asedio en su contra, su familia y vivienda. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) emitieron medidas cautelares a favor de Mora y varios integrantes de su equipo como forma de protección.
Este medio de comunicación mantuvo este viernes una cobertura intensa sobre el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la OEA, que presentó en Washington un demoledor informe sobre la represión contra las protestas en Nicaragua. En él, acusan a Ortega de cometer “delitos de lesa humanidad” y recomiendan una investigación sobre el mandatario y altos funcionarios de la Policía Nacional. El texto debería haber sido presentado el jueves en Managua, pero Ortega expulsó a los integrantes del GIEI y representantes de la CIDH que se mantenían en el país centroamericano comprobando si se habían producido violaciones de los derechos humanos.
El asalto a 100% Noticias y la detención de su director y jefa de información generaron una ola de condenas tanto a escala nacional y en el exterior. La CIDH hizo un llamado al Estado nicaragüense “a respetar el pluralismo y libertad de expresión”. José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, dijo a EL PAÍS que “Ortega y Murillo comandan una persecución enfermiza de cualquier atisbo de pensamiento crítico. Quienes se apartan de la línea oficial se exponen a ser acusados de terroristas”. Vivanco también pidió con “urgencia” una sesión especial del Consejo Permanente de la OEA para “respaldar las conclusiones del GIEI y condenar con vehemencia los recientes ataques a prensa y ONG en Nicaragua”.
Edison Lanza, Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, subrayó en declaraciones a este diario desde Washington que el asalto al canal y la detención de su director y de otros reporteros son un “delito de persecución” y que las acusaciones por terrorismo se basan en un “uso arbitrario del derecho penal” en Nicaragua. “Periodistas y corresponsales extranjeros que cubren la situación que ocurre son perseguidos de forma implacable con mecanismos que son contrarios al derecho internacional, como censurar o clausurar un medio de comunicación por su línea informativa. Es de extrema preocupación la persecución contra quienes piensan distinto”.
“Los fiscales en Nicaragua han demostrado que no tienen posibilidades de tener independencia del poder ejecutivo y se han sometido a este plan organizado del Estado de desarticular todo lo que considere contrario a sus intereses. Eso es incompatible con una sociedad democrática”, agregó el defensor de derechos humanos. Lanza explicó que al ser Mora beneficiario de medidas cautelares de la CIDH sus abogados pueden acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para pedir el cumplimiento de esas medidas. “El Estado está obligado internacionalmente a respetar las medidas cautelares, de lo contrario incumplen nuevamente el mandato de un órgano internacional que el mismo Estado aceptó. Está adoptando un modelo de violaciones y restricciones al derecho internacional. La situación es de la mayor gravedad”, afirmó.
Ortega cumplirá en enero 12 años gobernando Nicaragua con mano dura, controlando todas las instituciones del Estado. El mandatario ha acusado a organizaciones de la sociedad civil, líderes campesinos, universitarios, empresarios y periodistas de participar en un “fallido intento de golpe de Estado” en su contra. Sin embargo, organismos internacionales de derechos humanos que han estado en el país centroamericano han negado cualquier indicio de ese supuesto golpe. Sí han recabado, por el contrario, pruebas suficientes de la brutal represión oficial sobre las manifestaciones opositoras, que ya se ha cobrado la vida de al menos 325 personas, entre ellas 28 menores de edad.  elpais.com

Share on Google Plus

About El Periodiqui

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior