Recientes

Dropdown Menu

domingo, 23 de septiembre de 2018

Asesinato de Garfield, James Abram en 1881


Profesor de lenguas antiguas y político estadounidense, vigésimo presidente de los Estados Unidos de América (1881). Garfield se distinguió por defender y hacer prevalecer las prerrogativas presidenciales en detrimento del Congreso.
Nació el 19 de noviembre de 1831 en Orange, perteneciente al condado de Cuyahoga (Ohio), y murió el 19 de septiembre de 1881 en Elberon (Nueva Yersey), tras más de dos meses de prolongada agonía como consecuencia de los disparos efectuados por Charles J. Guiteau, un resentido político de su propio partido.

Miembro de una humilde familia procedente de Nueva Inglaterra, James Garfield era el menor de cuatro hermanos. Con tan sólo dos años de edad perdió a su padre, y a partir de entonces su madre, Eliza Ballon, tuvo que hacerse cargo del sustento familiar. Al igual que sus otros hermanos, el joven Garfield se empleó duramente en la pequeña granja familiar y en algunos otros trabajos, como cochero y barquero. Convencido de la necesidad de conseguir una educación y preparación adecuadas para poder prosperar, James Garfield se propuso iniciar una vida de estudiante cuando ya tenía más de 18 años. En 1849, Garfield fue admitido en el Geauga Seminary of Chester, en Ohio; tres años después se trasladó al Western Reserve Eclectic Institute, también de Ohio, y en 1854 pudo ingresar en el Williams College of Massachusetts, donde demostró grandes cualidades para el estudio y se graduó con el puesto de honor de su promoción en 1856. De regreso a su casa, Garfield apenas tuvo problemas para conseguir el puesto de profesor en su antigua escuela de Western Reserve, de la que fue director entre los años 1857 y 1861. Durante todo el período que pasó como profesor, Garfield se dedicó con verdadero ahínco a estudiar Derecho, hasta acabar dominando el mundo de las leyes, circunstancia que le valió para acrecentar su fama y posición en el estado de Ohio, construida con su propio esfuerzo, a la par que pronunciaba todos los domingos en la Iglesia de los Discípulos de Cristo de su localidad discursos llenos de fuerza y vigor. El fruto de sus esfuerzos se vio compensado en 1859, fecha en la que fue elegido senador del estado de Ohio.

Carrera militar y política

Al estallar la Guerra de Secesión, James Garfield fue encargado del reclutamiento del 42º Batallón de Infantería, formado por voluntarios de Ohio, del que fue nombrado coronel. A finales de ese mismo año se puso al frente de una brigada para atacar a las fuerzas confederadas posicionadas al este de Kentucky. El 10 de enero de 1862, Garfield derrotó por completo a las tropas enemigas del general Humphrey Marshall en la famosa Batalla de Middle Creek, lo que le valió ser ascendido al grado de general de brigada. En abril de ese mismo año, su regimiento participó decisivamente en la Batalla de Shiloh, gracias a la cual fue nombrado jefe del Estado Mayor del general William Starke Rosecrans. Finalmente, en virtud de sus notables servicios en la Batalla de Chickamagua el 19 de septiembre de 1863, James Garfield fue ascendido al grado de general mayor.
A raíz de su total adhesión a la política antiesclavista defendida por el presidente Abraham Lincoln y de sus resonantes éxitos militares, James Garfield consiguió en diciembre de 1862 un escaño en la Cámara de Representantes dentro del Partido Republicano y, en diciembre de 1863, por sugerencia del propio presidente, fue nombrado portavoz del Partido Republicano en el Congreso, en sustitución del congresista James G. Blaine, que había sido elegido senador por Nueva York. Garfield permaneció en ese puesto hasta 1880 y desde allí dio a conocer a todos los políticos de su país su gran valía como presidente de la Comisión sobre Armamento y como experto en múltiples asuntos fiscales. También se esforzó, como republicano convencido, en la integración total de los estados sureños rebeldes al conjunto de la nación. El 13 de enero de 1880, Garfield fue elegido senador en Washington por su estado natal.

La presidencia de James A. Garfield

En junio de 1880 dio comienzo la Convención anual republicana para elegir candidato presidencial, la cual se desarrolló en el ámbito de una durísima lucha entre las dos facciones predominantes del partido: la de los stalwarts (los robustos), liderados por Roscoe Conkling y que postulaban por una tercera nominación presidencial para Ulysses Grant, y la facción de los half-breeds (los mestizos), encabezados por James G. Blaine. Buscando un salida que favoreciera a ambas posturas, finalmente se llegó a una solución de compromiso. Los half-breedslograron nombrar candidato para la presidencia a James A. Garfield, mientras que la poderosa facción de los stalwarts se tuvo que conformar con la designación de Chester Alan Arthur como vicepresidente.
El 4 de marzo de 1881, Garfield fue elegido presidente de los Estados Unidos al derrotar en las generales al candidato demócrata, el general Winfield Scott Hancock, en las elecciones presidenciales más apretadas de la historia del país, con tan sólo 9.000 votos de diferencia.
La breve presidencia de Garfield estuvo condicionada por la gran enemistad que contrajo con los stalwarts de Conkling, al negarse a proporcionarles las recompensas y prebendas de todo tipo que esperaban por su respaldo político en la Convención, como ya era práctica habitual desde los tiempos del presidente Ulysses Grant. Pero el enfrentamiento alcanzó mayor grado de virulencia cuando Garfield nombró a James G. Blaine, gran enemigo de Conkling, secretario de Estado, y a otro destacado republicano para ocupar el lucrativo cargo de director de las oficinas de aduanas del puerto de Nueva York. Conkling y Thomas Platt, también senador republicano por Nueva York, cuestionaron en el Congreso el derecho presidencial a nombrar cargos en Nueva York, alegando la tradición senatorial de votar los nombramientos presidenciales en sus respectivos estados. Ambos políticos abandonaron sus escaños en el Congreso para presentarse a la Asamblea de Nueva York y así presionar a Garfield para que diera marcha atrás a dicho nombramiento. Pero la Asamblea, en una acto de independencia muy poco habitual, destituyó a la pareja política y envió dos nuevos miembros a Washington, acto que significó el fin de la carrera política de Conkling y el declive definitivo de la causa stalwart.
La dura y terca lucha entablada por Garfield para robustecer el papel del ejecutivo se vio frustrada el 1 de julio de 1881, al ser herido de gravedad en la estación de tren de Washington por un buscador de cargos y prebendas, Charles J. Guiteau, desengañado por la firmeza de James Garfield, quien declaró nada más ser detenido que la desaparición del presidente era una necesidad política para restablecer la unidad del Partido Republicano. El asesino fue ejecutado al año siguiente. Tras dos meses de agonía, James Garfield murió el 19 de septiembre. La presidencia se traspasó a su vicepresidente Chester Alan Arthur, quien prosiguió con su política en contra de los actos de corrupción y fraudes, como el del Servicio Postal de Correos, y a favor del fortalecimiento del poder presidencial.

Bibliografía

  • COOKE, D. E.: Atlas of presidents, New Yersey: Hammond Incorporated, 1977.
  • HERNÁNDEZ SÁNCHEZ-BARBA, M.: Historia de los Estados Unidos de América: de la República burguesa al Poder presidencial, Madrid: Marcial Pons, 1997.
  • JONES, M. A.: Historia de Estados Unidos (1607-1992), Madrid: Cátedra, 1995.

« PREV
NEXT »

No hay comentarios.

Publicar un comentario

Saludos a todos