Conozca como surgió el hoy Distrito Municipal de Sabaneta de Yásica



EPO-.REDACCION.- RBS.- Desde los albores de nuestra independencia se menciona a Sabaneta, desconozco la fecha en que este cantón paso a llamarse Sabaneta de Yásica, pero de acuerdo a datos que recogen algunos historiadores entre ellos Rufino Martinez, y lugareños con sobrados  conocimientos de causa, ya para el año 1854 se utilizaba el camino de sabaneta para que los soldados transitaran y fueran en auxilio de los independentistas que combatían a brazos partido por la zona de Samaná ya que no había otra ruta mas cercana para llegar al lugar. Sabaneta era la ruta predilecta del general José Desiderio Valverde y sus tropas para prestar ayuda a los combatientes que se batían a sangre y fuego  con la tropa del General Pedro Santana para que hoy disfrutemos el poco de libertad que tenemos. Al parecer, y solo para mencionar algunos, en sus inicios la mayoría de  los pobladores que se aposentaron en Sabaneta eran de origen extranjeros, veamos: Se cree que entre los primeros en llegar al lugar estaban Los Thomas, Los Bierd, Los Kingley, los Brown, los Llibres, los Ruiz, los Céspedes y los Jiménez, el señor Roberto Samuel fue otro extranjero que se destacó juntos a una caterva de dominicanos que bajaban de la lomas para establecerse en lo que hoy conocemos como Sabaneta de Yasica. Curiosamente hasta un portugués de nombre Ramón El Cano forma parte nuestra. Como se ha podido comprobar, nuestros antepasados eran gente de bien, trabajadores y muy humilde, que también dijeron presente cuando se le necesitó. 

El hombre Sabanetero normal vivía de labrar la tierra y de la ganadería, muchos eran echadias pero honesto, pero todo empezó a cambiar en la década del veinte y principio del treinta cuando llegaron los primeros maestros con el fin de educar a la población, casi todos los lugareños eran analfabeta, en esa época a las mujeres se le tenia prohibido estudiar, y los hombres luego del trabajo en los conucos y los ordeño, se dedicaban al consumo de aguardiente y a la jugada de gallo.

Se cuenta que una de la primera maestra en llegar al poblado de Sabaneta fue la señorita Zaida Rowland, procedía de los alrededores de Puerto Plata, allí se unió  a Dolores Mella una sabanetera que ya se destacaba enseñando  a  los niños de del paraje de Islabón, en Cuesta Barrosa se destacó la señora Keko Kingsley y en la sección de Veragua el maestro Purino Campos.

Pero no fue hasta el principio de los años cuarenta cuando las maestras América Urbino y Enriqueta Oller empezaron a hacer historia en el poblado conocido ya con el nombre de Sabaneta de Yasica, ambas eran oriunda de Puerto Plata. A América la acompañaba su hermana Leonor Urbino mejor conocida como Doña Nona, esta se dedicó a impartir clase de religión y casticismo entre las jóvenes Sabanetera.

Dicen que fue Doña Nona quien fundo en Verdún la agrupación religiosa "Las hijas de Maria"

Despues de mucho trajinar el poblado pasó de paraje a  Sección  y de este a Distrito Municipal por la Ley 43-02, de fecha 25 de marzo del 2002. 

Sabaneta de Yasica tiene una extensión superficial de 154 kilómetros cuadrados. En su geografía están los  poblados de Verdún Los Cantabillos, Palo Amarillo, Pata de Gallina, La Catalina, La Hicotea y Cuesta Barrosa.

Los límites geográficos de Sabaneta de Yásica se encuentran enmarcados por Cabarete en su lado norte; al sur y al este por el Río Yásica y por el oeste con Madre Vieja.

En la guerra de 1857

En Sabaneta de Yásica acamparon para reponer energías las tropas que desde Santiago atravesaron la Cordillera Septentrional en julio del año 1857. Su objetivo era sitiar a Samaná en la lucha abierta que por varios meses provocó una guerra civil en el país y que finalmente dio al traste con el funesto régimen de Buenaventura Báez. 

Poco duró la ilusión del grupo cívico militar de Santiago que auspició esa guerra, pues al poco tiempo quien tomó el poder de nuevo fue el General Pedro Santana y el grupo de ultra conservadores que lo apoyaba.

El General Luperón vivió en Sabaneta de Yásica

Una de las figuras más prominentes de las que vivieron en Sabaneta de Yásica fue Gregorio Luperón, quien permaneció allí hasta que se produjo la Anexión a España y su espíritu patriótico lo llamó a transitar los caminos de la gloria.

Su presencia en ese lugar aparece en su Autobiografía. Se indica que siendo muy joven el que luego sería paladín de la Restauración de la República «se fue a instalar una casa propia de mercancías y provisiones en Sabaneta de Yásica, donde lo fue a sacar de los negocios el oprobio del 18 de marzo de 1861.»17

Combates restauradores

Sosúa, Yásica y otros lugares de los alrededores de Puerto Plata también fueron escenarios de combates entre los anexionistas españoles y sus paniaguados criollos (como Juan Suero) y los aguerridos patriotas restauradores. Fueron sitios importantes para probar la genuina voluntad de libertad del pueblo dominicano.

Eugenio J. Senior, vino de otra tierra pero se convirtió en un ilustre dominicano por derecho propio. Desempeñó el importante puesto de secretario de los Cantones de Muñoz, La Luisa y Sabana Grande, entre 1863-65. Fue un testigo excepcional y, además, actor en los combates entre restauradores y anexionistas, con las olas del mar a la vista. Escribió unas notas memoriosas que fueron publicadas póstuma-mente, con motivo del Centenario de la Restauración.

En su relato de perfil histórico titulado La Restauración en Puerto Plata el señor Senior se refirió a las «tumbas que recibieron los muertos» en los senderos y atajos de Sabaneta de Yásica, Montellano, Sosúa, Muñoz y otros lugares cercano de la Novia del Atlántico: «En la manigua, el soldado dominicano, con dos tragos de aguardiente blanco, calzones arrollados hasta las rodillas, pañuelo de montar en burros amarrado a la cabeza, cachafú y machete afilado y de cabos a la cintura, realmente se convierte en una fiera…»18

Una gloria dominicana nació en Sabaneta de Yásica

Fue en Sabaneta de Yásica donde nació el 6 de mayo de 1900 el ilustre periodista e historiador Alonso Rodríguez Demorizi. Logró la hazaña de soportar los garfios y embestidas propias de la tiranía trujillista, a la que sobrevivió 15 años, pues su fallecimiento se produjo el 26 de marzo de 1976. ( Nota; No ha quedado bien claro si el nacimiento del señor Rodríguez Demorizzi ocurrió en Sabaneta de Yasica o en Yasica)

Su periódico El Porvenir llegó a ser el decano de la prensa nacional, el cual mantuvo con intermitencia en medio de la precariedad y al parecer acompañado del pensamiento de su contemporáneo, el gran hispanista francés Pierre Vilar, quien sostenía que «el objetivo de la historia no es «hacer revivir el pasado», sino comprenderlo.»

Su diario secreto, que arranca el 9 de octubre de 1960 y termina el 16 de enero de 1961, con un sugerente «hasta pronto», fue publicado póstumamente en dos tomos con el título de Drama de Trujillo. Su prologuista Roberto Cassá dice que «no es un simple diario; encierra, más bien, una pragmática sobre las claves de la dominación trujillista.»

Para que se tenga una somera idea del pensamiento de ese ilustre hijo de Sabaneta de Yásica es pertinente decir que faltando cuatro meses y catorce días para el ajusticiamiento de Trujillo, ya en la parte final del tomo II de sus anotaciones secretas, don Alonso resumía (antes de suspender su diario por «las apremiantes circunstancias que rodean a la familia») lo que se vivía en el país: «Un Gobierno que, según los Foros, perdona aquí y allí a delincuentes y ladrones, no es Gobierno.» Anotó, también, que «el pueblo se muere de hambre…ni siquiera tenemos los artefactos apropiados para una vida moderna. La sal y el arroz, productos nacionales, son más caros que en Estados Unidos…La propiedad está sujeta al Capricho del Tirano.» El tenía la certeza de que en el país se produciría un hecho extraordinario, solo que lo describió como «la revolución popular que se avecina.»19

Los asesinos de las Mirabal en Sabaneta de Yásica

Los asesinos de las Hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal y de Rufino de la Cruz tuvieron varias horas estacionados en Sabaneta de Yásica. Al menos así se mantiene en la tradicional oral de esa área del país. Fue una de las paradas de acechanzas de esos matarifes la trágica noche del 25 de noviembre de 1960 en que el país se llenó de luto por el horrible crimen que dio origen al fin del régimen de Trujillo.

El llamado Carro de la Muerte (así identificaba el pueblo dominicano a los vehículos que a diferentes lugares del país enviaba la tiranía con curtidos criminales para asesinar y desaparecer personas) emprendió desde allí la persecución de las Mariposas de Salcedo.

La hermana sobreviviente, Dedé Mirabal, en su libro de memorias titulado Vivas en su Jardín, al referirse al abominable crimen anota que su madre Doña Chea repetía antes de la tragedia: «Trasladaron a los esposos a Puerto Plata para matarlas.» La autora confirma que: «Es que todos estábamos convencidos de que habían trasladado a los presos a Puerto Plata para asesinarlas.»20

Recopilación del Diario Dominicano e informaciones recabadas por ilustre  sabaneteros que vivieron parte de esa época-

Este trabajo debió de ser escrito, no por mi, sino por un grupo de hombres y mujeres que me antecedieron, lo que digo aquí no es una verdad absoluta, es simplemente algo para esclarecer nuestros orígenes, si usted tiene algunos datos  que puedas aportar  a desenredar la madeja de la fundación y desarrollo de Sabaneta de Yasica, bienvenido sea. No calle lo que tiene guardado en su disco dura, apórtelo antes que sea demasiado tardes, y con gusto lo tomaremos en cuenta para un próximo trabajo. RBS

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

Ut wisi enim ad minim veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril delenit augue duis.

0 Comments:

Publicar un comentario

Saludos a todos

Dominicanos en el exterior