Se divide indagatoria sobre mil kilos coca

SANTO DOMINGO.-Mientras una comisión de la DNCD interroga a los oficiales adscrito a esa institución sospechosos de participar en el tráfico de estupefacientes, el Ministerio Público por su lado realiza una pesquisa paralela.
Esta mañana la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) no había enviado a la Fiscalía de Santo Domingo Oeste a ninguno de los oficiales sospechosos de participar en el alijo de mil kilos de cocaína detectados hace dos semanas dos furgones en un barco en el muelle de Haina Oriental.
El caso es investigado de manera simultánea por la Fiscalía Santo Domingo Oeste y la DNCD.
Se supo que los militares involucrados se encuentran presos en sus diferentes instituciones, a la espera de los resultados de la investigación para ser puestos a disposición del Ministerio Público a los fines del conocimiento de medida de coerción.
La fuente que ofreció los datos a El Nacional precisó que la droga fue encontrada en dos contenedores sellados, como parte de una labor de inteligencia realizada en Colombia, en la que participó la DEA de los Estados Unidos.
Dijo que como parte de la labor de inteligencia, se sabía a ciencia cierta cuales eran los contenedores donde estaba la droga y que la tripulación de la embarcación no tenía nada que ver con ella.
Al efecto, según la fuente, se hizo una requisa minuciosa de la embarcación, sin que se encontrara en ella ningún tipo de indicios de narcóticos, por lo que se procedió a dejarla libre para que siguiera su ruta.
“Era un barco comercial, que generalmente trasporta contenedores sellados y que su única misión es transportarlos. La misión de cargarlos y descargarlos es de otros”, precisó la fuente.
Reiteró que el personal de la DNCD que participó en el decomiso se encuentra arrestado, a la espera del cumplimiento del protocolo militar para ponerlo a disposición del Ministerio Público.
La investigación está en manos de la Procuraduría General de la República (PGR), desde el momento en que se detectó el cargamento.
La droga llegó al país desde Colombia en el barco San Amérigo, pero tanto su capitán Kielski Andrzej John, como los restantes 21 miembros de la tripulación fueron dejados libre, y ese mismo día la embarcación siguió rumbo para Haití.
Por el hecho, cinco personas vinculadas a la DNCD, incluyendo altos oficiales, se encuentran bajo investigación, según confirmó el presidente del organismo antidrogas, mayor general José Eugenio Matos de la Cruz.
Fuente: El Nacional 

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludos a todos

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *