"Estaba segura de que las olas habían matado a mi hijo",

INDONESIA.-Jumadil, un niño 5 años, construía castillos de arena en la playa cuando se produjo el terremoto y tsunami que azotó la isla indonesia de Célebes el pasado mes de septiembre.
Un familiar fue a buscarlo, pero en la playa solo encontró cadáveres
"Estaba segura de que las olas habían matado a mi hijo", relata su madre, Susi Rahmatia.
Comenzó entonces la búsqueda desesperada. Por poblados vecinos, hospitales y hasta por redes sociales.
Fue así como, a través de una página de Facebook para sobrevivientes, lograron dar con el pequeño.
La esposa de un imán local, Sartini, se lo había encontrado en una comisaría de policía después del terremoto.
Una cicatriz confirmó la identidad del pequeño, que volvió a casa una semana después del tsunami abalanzándose a los brazos de su madre.
"Me abrazó tan fuerte, como si nunca fuera a soltarme, sus piernas me envolvieron como un mono", recuerda Susi.
Cientos de niños fueron separados de sus padres por el terremoto y posterior tsunami. De momento, solo 14 han conseguido reunirse con sus familias.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludos a todos

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *