“Ay Rosa, creo que esto va a explotar”, los momentos previos al siniestro en Polyplas

Los vídeos y las grabaciones de voz de dos mujeres y un hombre atrapados en un almacén de la fábrica de plásticos Polyplas muestra el drama de desesperación de los empleados que quedaron atrapados dentro de la empresa minutos antes de la explosión que ha causado al menos cuatro muertos, un sinnúmero de desaparecidos y 75 heridos.
“Ay Rosa, creo que esto va a explotar”, decía en un vídeo que subió la joven María Altagracia Garabito, en el que no se ve su imagen, pero en otro que se ha hecho viral sí se ve su rostro, pero no se muestra alterada.
“Eso es un almacén. Aquí estamos están echando un gas en el tanque de aquí y estamo nublado de el gas que están echando, estamos nublado, muy, pero muy nublados en almacén”, relataba Garabito en la grabación en la que no se ve alterada ante la situación que estaban viviendo.
No obstante, una compañera, que parece ser Rosa Amelia Peña Rosario, de 53 años, se pregunta ¿qué es lo que pasa? Y que si no se podía controlar el humo. Su cuestionamiento en ese instante da a entender que todavía las dos mujeres no sabían la magnitud del peligro al que estaban expuestas.
Un audio que mostró la cuñada de Rosa que la desaparecida le envió demuestra que esta supo la gravedad cinco minutos antes de la explosión porque en el mensaje de voz dice que teme por su vida y pedía que oraran por ellos.
“Estamos viviendo un momento de suspenso (....) estamos oscurito, una oscuridad que solo Dios sabe. Estamos que no podemos respirar. Pídanle a Dios que salgamos bien de aquí, estamos mal aquí, nos estamos asfixiando”, decía Rosa a su cuñada Ada Francisca Guzmán, quien acudió al área de la fábrica averiguar si su pariente aparecía la noche de ayer.
En uno de los vídeos de Garabito se escucha a un hombre orando para que se esfumara el humo y los pudiera dejar salir con vida.
“En el nombre de Jesús, señor llévate el gas ahora, ahora (...)”, imploraba el hombre.
Además de Rosa Amelia Peña Rosario y María Altagracia Garabito también están desaparecidos Manuel Esteban Rosario Ramírez, 49 años, quien tenía tres meses trabajando en la fábrica, y José Alberto Encarnación Arias, de 42, mecánico industrial en la empresa.
La madre de Rosario Ramírez, la señora Fausta Ramírez, dijo anoche que habló con él por última vez a las 7 de la mañana, cuando salía a trabajar.
En tanto que los padres de Encarnación Arias afirman que lo han buscado en todos los hospitales y no lo encuentran entre los heridos ni en los fallecidos.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludos a todos

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *