LOS JUZGADOS DE PAZ DE SANTO DOMINGO ESTE SON EL MISMO INFIERNO…

SANTO DOMINGO ESTE.-Luego de la creación de la Provincia de Santo Domingo con la promulgación de la Ley 163-01 del 16 de octubre del 2001 hubo la necesidad de readecuar y ordenar todos los elementos esenciales que componen un Provincia con servicios básicos en todos los órdenes.
Desde la concepción de la misma se previó dentro de los parámetros provinciales dotarla de las instituciones de los gobiernos Central y municipales que la pondrían a funcionar como ocurre en las demás en todo el país, la llegada de la ley nos encontró desprevenidos, ni siquiera se había realizado un levantamiento de los bienes de los nuevos Municipios y los datos estadísticos eran inexistentes.
El Presidente Hipólito Mejía, mediante decreto no.1159-01 emitido el 4 de julio del 2001, Ordenó se cree una comisión evaluadora integrada por 10 miembros, entre ellos: Jhonny Ventura, José Manuel (Papo) López, Francisco Peña, Lic. Darío de Jesús, Dr. Tirso Mejía Ricart, quien presidió la comisión, estuvo a cargo del Consejo Nacional de Reforma del Estado (CONARE), quienes trabajaron con el Apoyo de la Unión Europea y el Proyecto de Apoyo Inmediato para la Reforma del Estado (PAIRE), Augusto Sánchez, del Consejo Nacional de Asuntos Urbanos (CONAU), Fernando Amengual, de la Oficina Nacional de Planificación y Darío Castillo de LA Oficina Nacional de Administración y personal (ONAP) y por la bajo fue integrado quien tuvo la suerte de ser elegido el primer Gobernador Provincial Rafael Burgos Gómez.
La idea inicial de la creación de esta comisión estaba bien clara todos tenían la responsabilidad de garantizar y promover la correcta aplicación de la ley 163-01 del 16 de octubre 2001 la cual creó la Provincia de Santo Domingo.
La comisión tenía la responsabilidad hacer un inventario pormenorizado y evaluar todos los terrenos, instalaciones físicas, equipos, otros activos y pasivos, recursos humanos, subsidios especiales, ingresos propios, egreso y servicios del actual cabildo gobernado por Jhonny Ventura y de los cuatro cabildos creados con la ley.
Los municipios en principio fueron 4, Santo Domingo Este, cabecera, Santo Domingo Norte, Oeste y Boca Chica, debían crear las condiciones para la instalación de estructuras administrativas necesarias para el mejor funcionamiento de las demarcaciones en cuestión, también elaborar un plan de trabajo que contemple proyectos y acciones para garantizar una gestión moderna, eficiente y eficaz y sin embargo hasta el momento por razones obvias aun estamos tratando de instalar los palacios municipales, de justicia, la Gobernación Provincial entre otros todos pagando rentas al sector privado, sumas cuantiosas.
Estas situaciones dejadas sueltas con el tiempo han creado serios inconvenientes para la calidad de los servicios y para una honorable representación local, dentro de esos problemas podemos focalizar el de la justicia por solo poner un ejemplo.
Visitar la Procuraduría de la Provincia de Santo Domingo es un verdadera proeza, espacios muy reducidos, intenso calor, malos olores, no parqueo para visitantes, no seguridad y está dividido al igual que el Ayuntamiento en varios locales en diferentes direcciones que incrementan los costos de los usuarios.En el caso de los Juzgados de Paz todavía algo peor ninguna posibilidad para atender la demanda de servicios y los fallos de sentencias toman mucho tiempo por la falta de espacio y de servidores públicos en el área, ninguna comodidad, ni siquiera para los jueces y demás servidores judiciales, no existen las condiciones ni se cuenta con el personal que pueda dar respuestas a las necesidades de la población.
La ley 163-01 trajo consigo la creación de otras leyes y decretos en ellas la ley 141-02 del 4 de septiembre del 2002 que creó la corte de Apelación y varios Tribunales de las Provincias de Santiago y de Santo Domingo.
Esta ley originó entre otras cosas lo siguiente:
Juzgado de Paz de la Primera Circunscripción del Municipio Santo Domingo Este: El territorio de la Provincia Santo Domingo situado hacia el Este del río Ozama, que inicia en el punto de intersección de la  margen oriental del río Ozama y el Mar  Caribe,  continuando hacia el Este hasta encontrar el límite oeste del paraje El Valiente,  y de aquí se dirige al Norte siguiendo el mismo trayecto de este límite, hasta encontrar la  acera sur de la Avenida del Hipódromo Quinto Centenario; de aquí sigue por esta misma aceras en dirección oeste hasta empalmar con  la acera sur de la  Avenida Charles de Gaulle; de aquí continua, hacia el Norte, hasta encontrar la acera sur de la Carretera de  Mendoza, desde donde se dirige, en dirección oeste, hasta encontrar la acera sur de la  Avenida Sabana Larga; de aquí continua hacia el Norte hasta empalmar con la Avenida Venezuela; de ahí llega hasta la acera sur de la Avenida San Vicente de Paul, y de aquí  hacia el Oeste, se dirige hasta encontrar el Río Ozama; en este punto toma dirección sur hasta encontrar el Mar Caribe (punto de partida).
Juzgado de Paz de la Segunda Circunscripción del Municipio Santo Domingo Este:   El territorio de la Provincia Santo Domingo al este del Río Ozama, partiendo de la acera norte del Puente Sánchez, tomando dirección este por la Avenida San Vicente de Paul, hasta encontrar la acera este de la Avenida Venezuela;  de aquí se dirige hacia el Sur hasta empalmar con la Avenida Sabana Larga, y de aquí continua en esa misma  dirección hasta llegar a la acera norte de la Carretera de Mendoza; de aquí continua hacia el Este hasta llegar a  la Avenida Charles de Gaulle; de aquí continua hacia el Sur por la acera este de esta avenida hasta empalmar con la acera norte de la Avenida Hipódromo Quinto Centenario, y de aquí se dirige hacia el Este por esa misma acera hasta encontrar el límite oeste del paraje El Valiente, desde donde se dirige hacia el Norte siguiendo el trayecto de este límite, hasta encontrar la acera norte de la Carretera de Mendoza.De manera que no existen condiciones para resolver mínimamente los asuntos judiciales que se promueven a lo largo y ancho de ambos juzgados de paz, el territorio resulta ser inmenso, cuesta arriba, inoperante, limitado, absurdo, carente de espacios hasta para el uso de los funcionarios que trabajan en condiciones inhumanas y desproporcionadas.
No sabemos cómo sobreviven a la Odisea diaria los jueces de paz en esos diminutos locales que manejan cientos de personas al día, donde falta hasta el aire de la calle, la administración de justicia requiere de un ambiente adecuado que permita ventilar las diferencias y hacer debates y juicios ejemplares sin que se perjudiquen intereses sociales.
Ya está bueno ordenemos nuestra provincia, hagamos uso adecuado de las leyes que disponen qué hacer y pongamos cada cosa en su justo lugar, los presupuestos y partidas son consignados cada año solo que deben llegar a su destino, siempre se crean comisiones inoperantes, que hacen un flaco servicio  a la comunidad, la Provincia de Santo Domingo produce sus propios recursos económicos, devolvámosle lo que le corresponde.





Así luce la oficina de la secretaría del Juzgado de Paz
de la avenida San Vicente de Paúl

La sociedad Civil siempre ha Procurado el desarrollo de los pueblos, esta nota
se refiere a la comisión creada mediante decreto 1159-01, quienes harian
inventario de la Provincia de Santo Domingo para poner en vigencia la ley 163-01.

Tomado del periódico digital. Destelao.com


Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludos a todos

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *