EU acusa a un hermano del presidente de Honduras de narcotráfico

NUEVA YORK.- Las autoridades de Estados Unidos acusaron a un hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, de participar en una conspiración para el tráfico de cocaína y de otros delitos.
Juan Antonio Hernández, conocido como Tony Hernández, y que fue detenido el pasado sábado en Miami, se enfrentaría a una posible cadena perpetua de ser considerado culpable, según adelantó la fiscalía federal del Distrito Sur de Nueva York.
Las autoridades aseguran que Hernández, antiguo parlamentario en su país, es además un narcotraficante “a gran escala” que trabajó con organizaciones en Colombia, Honduras y México para llevar cocaína a Estados Unidos.
Según el fiscal Geoffrey S. Berman, Juan Antonio Hernández estuvo involucrado “en todas las fases del tráfico a través de Honduras de cargamentos de cocaína de varias toneladas destinados a EE.UU.”.
“Hernández supuestamente organizó seguridad con ametralladoras para los envíos de cocaína, sobornó a agentes del orden para obtener información sensible para proteger cargamentos de droga y pidió grandes sobornos a narcotraficantes importantes”, señaló Berman en un comunicado.
Según la fiscalía, Hernández participó al menos desde 2004 y hasta 2016 en operaciones de tráfico de cocaína que llegaba a Honduras a través de aviones, lanchas rápidas y, como mínimo en una ocasión, a bordo de un submarino.
El hermano del presidente hondureño tenía acceso a laboratorios en su país y en Colombia, en los que algunos paquetes de cocaína se marcaban con el símbolo “TH”, en referencia a Tony Hernández, según la acusación.
Además, las autoridades de EE.UU. aseguran que Hernández también coordinó y a veces participó en dispositivos de seguridad fuertemente armados para proteger los envíos de cocaína en Honduras.
En ellos habrían estado involucrados también miembros de la Policía y narcotraficantes armados con ametralladoras, según los fiscales.
Como parte de sus operaciones, Hernández y sus colaboradores sobornaban a funcionarios para proteger esos cargamentos y solicitaban a su vez pagos a otros narcos, añade la acusación.
Las autoridades de EE.UU. dicen tener pruebas de que en febrero de 2014 Hernández se reunió con Devis Leonel Rivera Maradiaga, antiguo líder de la banda Los Cachiros, y acordó ayudarle a cambio de sobornos.
Según los fiscales, que citan grabaciones de vídeo y audio, Rivera Madariaga pagó a Hernández unos 50.000 dólares durante esa cita.
El hermano del presidente hondureño está acusado de conspirar para importar cocaína, de usar y portar ametralladoras y otras armas con fines de narcotráfico, de conspirar para su uso y de mentir a agentes federales.
El primero de los cargos acarrea una sentencia mínima de diez años y una máxima de cadena perpetua, mientras que de ser considerado culpable del segundo delito la pena mínima sería de treinta años.
Hernández ha sido imputado ante un tribunal de Nueva York y está previsto que hoy comparezca en Miami ante un juez, según el comunicado de la fiscalía.

Share on Google Plus

About El Periodiquito Oriental

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludos a todos

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *