TRES ARTÍCULOS DE INTERÉS JURÍDICO GENERAL


PENAS DE 2 A 3 AÑOS DE PRISIÓN PARA ABOGADOS. SUSPENSIÓN PARA EJERCER LA PROFESIÓN POR ATRASO DE CUOTAS; JUECES Y FISCALES CON FALTAS GRAVES ANTE PROYECTO DE LEY DEL COLEGIO DE ABOGADOS.


EPO.-El nuevo proyecto de ley que cursa en la Cámara de Diputados de ser aprobado como ya lo hizo el senado de la República, inhabilitará, suspenderá y le prohibirá a cualquier abogado ejercer la profesión por la cual estudió si fueren condenados por cualquier tipo de delitos en virtud de una sentencia firme o desde que se les conozca una medida de coerción por cualquier causa según lo establecen los artículos 8 párrafo 1, 56 y 103 del proyecto de ley. Solo les será rehabilitado el derecho de ejercer su profesión una vez haya cumplido con la pena impuesta a solicitud del interesado.

Según revela el abogado Amadeo Peralta, la calidad de miembro activo del Colegio de Abogados se pierde por tres meses de retraso en el pago de la cuota anual y por vía de consecuencia a los abogados no les estará permitido hacer uso de su profesión porque no serán miembros del Colegio por no haber pagado la cuota de renovación en tiempo oportuno, de acuerdo a lo previsto por los artículos 101 y 102 de dicho proyecto de ley.

Del mismo modo explica, que las sanciones disciplinarias contra los abogados estarán previstas en los artículos 73, 74, 75 del Código de Ética del Abogado y que las mismas prescriben a los 12 meses de cometida la infracción y transcurrido este plazo el tribunal disciplinario de oficio o a solicitud de la parte, declarar la extinción del proceso de acuerdo a lo previsto por los artículos 115, 116 de dicho proyecto de ley.

De igual modo se habilitará un libro-registro de sanciones que registrará todas las sanciones dadas por el tribunal disciplinario y solo se expedirán certificaciones de las mismas, mientras se encuentren en vigencia las mismas y las sanciones, expulsiones y suspensiones serán notificadas a los afectados, Al Tribunal Constitucional, A La Suprema Corte De Justicia Al Tribunal Superior Electoral, Procuraduría General De La República, A La Defensa Pública, Las Seccionales Provinciales y publicadas en el boletín del colegio y en la página web de la institución.

De acuerdo a los establecido por los artículos 117, 118 y 119, instituciones las cuales se encargaran de emitir circulares avisando sobre dichas sanciones según opina el abogado Amadeo Peralta.

De igual modo este proyecto de ley considerará “ejercicio ilegal” de la profesión a quienes sin poseer un título se anuncien como tales o se atribuyan serlo, ostentando placas togas y birretes, insignias, emblemas o membretes que hagan suponer que son abogados sin serlos y es delito de ejercicio ilegal de la profesión, ejercerla sin estar inscrito en el Colegio de Abogados o aquellos que siendo sancionados con la suspensión del ejercicio sigan ejerciéndola serán sometidos a la justicia y sancionados con penas de prisión de 2 a 3 años y multas de 7 a 9 salarios o ambas penas a las vez.

De igual manera sostiene el jurista Amadeo Peralta, que los jueces fiscales y abogados que no presten atención a lo establecido en el párrafo anterior y permitan que un abogado ejerza la profesión en violación a esta ley, o que de alguna forma patrocinen o encubren a los mismos serán sancionados como cómplices junto a los autores de la infracción según lo establece el artículo 120 párrafo 1 y según lo establece el art. 122, los jueces y fiscales y demás autoridades públicas, cometerá una falta grave por no cumplir con este mandato.

Al mismo tiempo el abogado, hace un llamado a la comisión de Justicia de la Cámara de Diputados para que aperture vistas públicas en donde diversas entidades del sector judicial y de abogados puedan opinar y debatir cada punto de este proyecto de ley antes de que sea convertido en ley y ya no se puedan modificar, suprimir, sustituir o desaparecer disposiciones que luego afectarán la clase jurídica y de igual modo exhorta a los abogados a involucrarse en la discusión de estos proyectos para que luego no se quejen como ha sucedido con diferentes leyes que les obligan a un cumplimiento sin ellos ni siquiera haber opinado como sucedió con la ley de lavado de activos donde abogados y notarios son sujetos obligados, o la ley de la policía que a los mismos les prohibió ejercer la profesión.


2


ABOGADO, LLAMA A SUS COLEGAS A CONOCER, OPINAR, PARTICIPAR Y DISCUTIR NUEVO PROYECTO DE LEY QUE REGIRÁ ABOGADOS.




Tras aumento en el pago de los impuestos por tasas judiciales.

El proyecto de ley que regirá el colegio de abogados de la Rep. Dom. así como a todos los profesionales de área jurídica, busca propiciar la creación de mecanismos de control que contribuyan a establecer los cánones de conducta y eficiencia que rijan el ejercicio profesional idóneo de los abogados en beneficio de la sociedad.

Actualmente este proyecto de ley se encuentra pendiente de conocimiento en la Cámara de Diputados y ya fue aprobado en dos lecturas por el Senado de la Republica, por lo que debería ser de conocimiento de toda la clase jurídica a fin de que tengan el tiempo necesario para conocerlo, opinar y participar antes de que sea convertido en ley y que luego alguna de sus disposiciones no entren en contradicción con la Constitución, ya que se ha convertido en una costumbre aprobar leyes que luego sorprenden al sector a las cuales regiría y es más difícil, trabajar en la modificación, que participar en la etapa preparatoria, y luego de aprobada una ley es de cumplimiento irrestricto para toda la clase, incluido para aquellos que no opinan, que no participan y que en principio no les interesa al igual como ha pasado con diferentes leyes que crean obligaciones a los abogados, y que tuvieron el tiempo oportuno de participar en las discusiones de las mismas y hoy le son de carácter imperativo.

Esta nueva ley crea el tribunal disciplinario de honor, que conocerá en grado de apelación, los recursos contra las resoluciones del tribunal disciplinario provincial, quien podrá confirmar o anular la decisión recurrida y estatuir sobre el fondo y estas decisiones serias recurribles en revisión por ante la Suprema Corte de Justicia dentro de 30 días de su notificación.

Los tribunales disciplinarios provinciales del Colegio de Abogados podrán suspender temporalmente en el ejercicio de la profesión a cualquier miembro del Colegio que sea sometido por la Junta Directiva Nacional, previa audiencia para escucharlo, cuando el abogado se halle sometido a un proceso judicial por la comisión de infracciones penales y que se hayan dictado medidas de coerción en su contra, con el  derecho a ser escuchado y podrá disponer de todos los medios probatorios que le permitan hacer una defensa eficaz en su causa.

Estarán integrados por 3 miembros titulares y 3 suplentes, un fiscal provincial, quien hará las funciones de acusador y velará por el cumplimiento de las sanciones impuestas.

Del mismo modo esta ley de ser aprobada crearía la Escuela Nacional de Abogados con fines educativos y personería propia en los niveles de post grados o especializaciones, bajo la supervisión del Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT).

También se crearía el Instituto Previsional de la Abogacía, que serviría para darle auxilio a los abogados en caso de discapacidad por enfermedad o vejez, fijándoles una suma mensual como pensión con los fondos aportados en la Ley, quienes quedarían automáticamente inhabilitados para el ejercicio de la abogacía una vez sean beneficiados con esta pensión.

Se crea la Comisión Nacional Electoral como órgano encargado de la Organización y Dirección de los procesos electorales para la escogencia del Presidente, los miembros de la Junta Directiva Nacional, los miembros del Tribunal Disciplinario, los Delegados Provinciales a la Asamblea General y las juntas directivas de las seccionales provinciales. Dicha comisión estará integrada por 5 miembros titulares y 5 suplentes, preferiblemente jueces.

El presidente del Colegio de Abogados durara un periodo de 3 años en el cargo, fecha en la cual deberá realizarse elecciones el primer sábado de diciembre y su nuevo presidente será proclamado a más tardar el tercer sábado de diciembre del año de la celebración de las elecciones.
Los sellos rojos de RD$30 pesos, serán de RD$50 pesos a partir de entrada en vigencia de la ley y las oficinas del Registro Civil, los Registradores de títulos, las secretarias de todos los tribunales, ministerios, negaran el registro de los actos y documentos hasta tanto se anexe al documento a registrar el recibo de pago de los RD$50 pesos, tasa esta que podrá ser revisada cada dos años debido a la indexación de la moneda en relación al índice de la inflación determinada por el Banco Central, exceptuando de este pago los actos o documentos de procedimientos incoados por ante el Tribunal Constitucional, los Tribunales Administrativos en materia constitucional, así como ante los tribunales laborales y tribunales de niños, niñas y adolescentes.
Sera obligatorio pertenecer al Colegio de Abogados de la Rep. Dom. para poder ejercer la profesión de abogado.
El abogado, Amadeo Peralta, invita a sus colegas a fijar atención en los artículos 8, 55, 56, 65, 66, 67, 68, 71, 72, 77, 78, 80, 84, 88, 91, 92, 97, 100, 102, 103 y 120 del nuevo proyecto de Ley a fin de que tengan pleno conocimiento de dichas disposiciones.
Se crea la figura del Fiscal de Cuentas, con la responsabilidad de verificar las cuentas del Colegio y de cada una de las seccionales provinciales y municipales.
Se prohíbe a los abogados usar denominaciones comerciales y solo podrán distinguirse mediante el uso de los apellidos del o de los abogados que ejerzan en ella o de los fallecidos que ejercían ahí, solo podrán usarse las calificaciones de bufete, despacho u oficina de abogados o términos equivalentes. Prohibiéndoseles a los abogados establecer en su oficina otras actividades comerciales o industriales que puedan crear confusiones en cuanto al ejercicio de la profesión.
Se establece que el pago de la cuota anual es obligatorio en la fecha que será determinada y los abogados perderán su calidad de miembros activos del Colegio por tres (3) meses de retardo en el pago de la cuota, por lo que el abogado no tendrá derecho a ejercer la profesión.
Se castigara con penas de dos a tres años de prisión y multa de 7 a 9 salarios mínimos o ambas a la vez a toda persona sometida a la justicia por ejercicio  ilegal de la abogacía, incluyendo aquellos que se encuentren suspendidos como abogados por faltas disciplinarias o por condenas por delitos.
Se establece a cargo de los jueces y fiscales velar por el irrestricto cumplimiento de la presente ley asumiendo la supervisión de los abogados.
Establece en su artículo 9 que no podrán ser miembros del Colegio los que estuvieren condenados en virtud de sentencias firmes por cualquier delito común ni los que hubiesen sido suspendidos en el ejercicio profesional de lo que se colige que cualquier abogado que posea un proceso judicial en su contra, aun sea por un delito tributario, por no reportar el pago de sus impuestos, hasta por un accidente de tránsito o difamación, cualquier delito común cometido por omisión o comisión, no podrá ejercer la profesión de abogados.
El Lic. Amadeo Peralta, es de opinión de que aún estamos a tiempo para crear un Código completo que rija todas las áreas del derecho y que puedan incluir la revisión y actualización del reglamento sobre honorarios de abogados, ampliando su base de aplicación así como el Código de Ética del Abogado el cual si se analiza su contenido es evidente que ha venido quedando en el atraso debido al cambio de los tiempos y que son necesarios para adecentar y reglamentar el ejercicio jurídico el cual considera que la gran mayoría de abogados se manejan de manera honesta y con pulcritud pero como en toda sociedad, existen abogados con escases de principios éticos y morales que afectan la imagen de la profesión en sentido general e injusto.



COMO PIERDE CREDIBILIDAD Y CONFIANZA
FRENTE A LOS DEMÁS EL ABOGADO MENTIROSO


Por: Lic. César Amadeo Peralta
                Abogado


En el ejercicio de la abogacía, cuando un abogado se dedica a defender un cliente diciendo mentiras delante de colegas, jueces y fiscales, no sabe el daño que se hace como persona y la confianza que pierde frente a quienes están para impartir una solución judicial a sus casos.
Recientemente un fiscal en la capital, me comentó que cuando tal abogado va a su despacho, no le cree aun sea verdad lo que dice por la frialdad con que suele hablar mentiras a tal punto que parece que el propio abogado ya se las cree lo que es digno de ser estudiado por la psiquiatría.
En opinión del jurista, Lic. Amadeo Peralta, un abogado pierde respeto, estima y consideración cuando hace parte de sus argumentaciones, la mentira, algunas personas incluidos sus propios clientes no confían en ese abogado sobre todo cuando sus mentiras se convierten en el pan nuestro de cada día, las cuales las pronuncia de manera normal como si quienes están a su lado no se percatan de la batería de embustes que él mismo dice a tal punto que mientras están juntos le suena una llamada y el abogado contesta “sí, estoy llegando” o dice delante de otro “estoy en La Vega”, estando en la capital, entre un millar de mentiras que las dice delante de sus hijos, esposa o empleados y colegas y a veces las celebra. Si usted es uno de esos, revísese que algo anda muy mal en su personalidad.
Un defecto paralelo y mortal en la profesión jurídica es la adulación maliciosa contra un colega a sus espaldas, casi siempre producto de la envidia o del éxito profesional del otro abogado, que va avanzando por encima del cadáver profesional de otro colega que no lee, que no se actualiza o que no avanza profesionalmente, porque posee defectos en su personalidad que no le permiten conseguir buenos clientes y recurren a las críticas personales con sus colegas, haciéndole loor a la frase “las críticas a mis espaldas son el honor que me hacen la envidia y la mediocridad al talento”.
La mentira y la mediocridad son peores cuando se deben soportar en silencio, cuando la cortesía y la solemnidad te piden que calle ante un abogado emocionado y embriagado de embustes y mentiras, mientras los demás quieren explotar. Eso es un sufrimiento constante en el ejercicio de la profesión, por suerte no generalizado.
Me llama la atención como un abogado es capaz de decir una mentira atroz y luego irse a dormir “tranquilo”. Quisiera que la psicología pudiera definir estas conductas de cómo un abogado es tan capaz de tragarse una pasta de jabón y ni si quiera eructar, por suerte son la excepción porque el 95% de los colegas no lo hacen y sé que la clase jurídica ha tenido la oportunidad de encontrarse alguna vez con esos seres excepcionales y dignos del estudio de la psiquiatría.
Establece el abogado Amadeo Peralta, cuando un abogado jura ante Dios por la patria y por su honor, respetar y hacer respetar las leyes, sus principios morales y éticos, es con el deber de darle honor a la profesión, los jueces y fiscales están en el deber de amonestar verbalmente al abogado mentiroso porque este con sus mentiras intenta influir en ellos y llevarlos o inducirlos a error en sus decisiones, por eso deben ser descubiertos de inmediato y hacérselos saber, con eso contribuyen a limpiar el entorno de esos fabuladores, mentirosos y sinvergüenzas en beneficio de dignificar la profesión.
Hay abogados que cuando hablan ya han perdido tanto la credibilidad moral que de antemano, nadie les cree aún estén en ese solo instante diciendo la verdad, eso es fatal para un abogado cuando su credibilidad se la comieron los cuadrúpedos realengos.
Las excusas banales e injustificables en un abogado les son perjudiciales frente a sus clientes, jueces y fiscales, un abogado que les haya prometido una solución mágica o imposible a su cliente solo por cobrarle honorarios al final quedara muy mal, perderá el caso, el cliente y fácilmente estaría sometido frente al tribunal disciplinario del colegio de abogados, viendo como le dan por la cabeza con todos los artículos del Código de Ética.
Los abogados aspiramos a una profesión libre de abogados mentirosos, fabuladores  mediocres, hipócritas, que por cobrar dinero son capaces de atropellar a quienes se les cruce en agitada marcha al fracaso, abogados que intentan defender lo indefendible alegando que poseen licencia para ello, desvirtuando el derecho, en total impertinencia dilatan los procesos, acuden a recursos que la ley no permite, recusan jueces que intentan aplicar la ley, idean descabelladas salidas extrajudiciales, recurren al fraude moral y perverso y son expertos en la desaparición de expedientes, recurriendo a todo tipo de falsedades; que no logran comprender que no es sano el que “el fin justifique los medios” y que tarde o temprano esas acciones se van a revertir en su contra.
En cada tribunal hay cientos de casos que si los abogados que los depositan hicieran una reflexión con sus conciencias no los depositan, porque ellos mismo saben que solo pretenden burlar al juzgador con esos adefesios plagados de mentiras.
Invito a mis colegas a buscar y leer diversos artículos vinculados con este tema y cuyos títulos en google son: ¿Hay que ser mentiroso para ser abogado?, ¿son corruptos los abogados?, ¿Cómo es el día de un abogado?, ¿Cuáles son las series o películas que todo abogado debe de ver?, ¿Cómo es trabajar en un bufete de abogados de élite?


Cualquier parecido de este artículo con la realidad, no lo tome para usted, si no, asúmalo como una pura casualidad.






Share on Google Plus

About The Unique Chanel

0 comentarios:

Publicar un comentario

Saludos a todos

CONTACTOS

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *